Commons talk:First steps


Breve Historia de Nare 1908-2016


Dario Alejandro Vispe Viñuela

Este libro es un homenaje a mi abuela Luisa Marquez de Viñuela y mi madre Lidia Mabel Viñuela














¨ Pinta tu aldea y pintarás al mundo ¨ Leon Tostoi (1828-1910)


Prólogo

                                Con motivo del centenario de la Comuna de Naré se encomendó a Dario Alejandro Vispe Viñuela escribir la historia del pueblo dada su doble condición de profesor de historia por una parte, e hijo, nieto y  bisnieto  de habitantes del pueblo, por otra.

El autor ha realizado un estudio y un análisis minucioso de los acontecimientos históricos desde los orígenes, y de los motivos que coadyuvaron a que se produjeran. A través de sus páginas nos muestra cómo el ferrocarril, ya sea por su presencia en los primeros años o por su ausencia en los últimos, ha sido factor preponderante de progreso o retroceso del pueblo, y cómo la historia de su crecimiento o decadencia está íntimamente unida a las políticas instrumentadas en cada momento ya sea desde el gobierno nacional o provincial. También nos ofrece la información sobre los adelantos puntuales, la Comisión de Fomento, la escuela, la iglesia, la primer estafeta, el primer surtidor, el dispensario, el teléfono, la luz eléctrica; ésta última fue recibida con gran júbilo viniendo a mitigar la desazón generalizada producida desde la eliminación del servicio ferroviario que lo fue convirtiendo en un pueblo fantasma. Pero no en vano lleva el nombre de Naré que significa “fuego”, es ese fuego el que permite, que a pesar de las vicisitudes, el pueblo siga teniendo proyectos y su colonia crezca y se afiance. Podríamos decir que ocasionalmente, a raíz de la iniciativa del autor de incorporar anécdotas de la vida de sus habitantes de todas las épocas a su trabajo ya casi finalizado, nos pusimos en contacto y surgió, casi milagrosamente, una necesidad de aportar todo lo que estuviera a nuestro alcance para sumar aquello que no aparece en ningún documento pero que está latente en el corazón de los que alguna vez vivimos en Naré; y digo “nuestro alcance” porque involucra por igual a mi madre, Doña Elva Reynares de Echagüe (China, para todos) y a mis hermanos José Manuel y Marta, y a nuestros amigos, la Familia Aguiar que también se sumaron al proyecto.

                              El entusiasmo de Darío Vispe Viñuela, su generosidad y dedicación, condiciones estas adornadas por  su juventud, han exhumado, del letargo en que a veces permanecen, aquellas anécdotas de esa niñez tan plena que tuvimos.
                             Por eso los lectores, además de conocer los datos históricos meticulosamente  presentados por el autor, podrán disfrutar de las vivencias de algunos de sus antiguos habitantes y  de habitantes actuales.

Estoy segura que aquellos de alguna manera vinculados a la historia del pueblo disfrutarán al leerlo y releerlo, los más jóvenes buscando respuestas, los más grandes buscando acontecimientos de los que fueron testigos o protagonistas y todos de las anécdotas que adornan sus páginas. Pero también lo disfrutará el lector ávido de saber cómo se fueron formando, organizando, creciendo y dejando huella en sus habitantes, pueblos, en este caso Naré, que conforman la amplia geografía de nuestra Patria. De mi parte, el agradecimiento al autor por habernos convocado, por haberme distinguido solicitando que escribiera éste prólogo que realizo fortalecida por el orgullo de mi doble condición, por un lado de nieta de don José Manuel Echagüe, integrante de la primer Comisión de Fomento, allá por 1909 y por otro de habitante de Naré en los hermosos años de mi infancia, allá por los años 50.




Mariel Echagüe





Primera parte

Desde sus orígenes hasta 1940

Consideraciones generales del proceso de organización del territorio nacional

Es importante para entender el devenir de las sociedades, tratar el conjunto de factores en el que se desenvuelven, haciendo así una historia integral e integrada. Para ello, es menester resaltar dentro del tema a estudiar, los factores que conllevan a la toma de decisiones. Todos los aspectos de la vida se relacionan entre si, almorzamos o cenamos platos tìpicos del centro de Europa, nuestros generadores de energía provienen de EEUU y los artefactos eléctricos de China, como así también, nuestras carnes y mejores cereales recorren el mundo. Es por ello, que hacer una historia integral e integrada es la mejor manera de comprender nuestro pasado y presente y a su vez, allegarnos a la historia global o totalizadora que preconizan desde la escuela de anales francesa. El nacimiento de Nare, sus orígenes y devenir, forman parte de un momento nacional denominado modelo agroexportador y de la cual sus principales características fueron colonizar y poblar al máximo posible la geografía nacional, fomentando la inmigración, ampliando la red ferroviaria y ejerciendo una seria de políticas aplicadas con ese finalidad. Esta etapa nacional, se insertaba dentro de la segunda revolución industrial, en la que las potencias industriales, buscaban colocar sus productos manufacturados a cambio de nuestra materia prima. Así se produce la división internacional del trabajo, en la que unos países, producen materias primas y otros los productos manufacturados. Es aquí donde tenemos que comenzar a comprender e investigar la fundación de gran cantidad de pueblos en todo el territorio nacional. A partir de 1880 la Argentina entró en una etapa de modernización decisiva, en las tres décadas el país cambio estructuralmente su cara, ya sea su sistema político, económico, social, educativo y cultural. El fundamento fue su estructura económica, basada en la ganadería y la agricultura, en un marco institucional republicano, pero con prácticas electorales como el fraude 1.

1-Romero, Luís Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina,FCE, Bs:As,1998.P 109

Mientras tanto el país se poblada de inmigrantes europeos que escapaban de una situación de miseria en sus países, buscando oportunidades aquí.  En vísperas de la primera guerra mundial, la Argentina era una de las principales exportadoras de cereales y carnes. En síntesis el país se iba convirtiendo en el granero del mundo, exportaba toneladas de trigo, maíz y sorgo a las potencias extranjeras












Aportes acerca de la fundación de pueblos y colonias

Es importante tener en cuenta al hablar de pueblos pequeños una serie de cuestiones teóricas sobre las fundación de pueblos y colonias, ¿ cuál es la metodología utilizada ¿ cuáles son los requisitos fundacionales ? Es menester, hacernos estas preguntas puesto que aunque parezca un tema trillado, esta muy oscuro, es por ello que para hablar de fundación u origen de las cosas hay que remitirse al buen uso del tèrmino. Fundar en términos generales, es un episodio respecto de la estabilización social en cualquiera de sus formas, ya sea construyendo viviendas, erigiendo templos o levantando monumentos que perpetúan instituciones. En la mayoría de los casos se realizan una suerte de ritos, fiestas o representaciones del hecho social. No obstante, hay que resaltar que las fundaciones tanto del siglo pasado como las actuales, no están ni estaban revestidas de ceremonia alguna, ya que el dueño de las tierras ( con escritura pública obtenida debidamente) ordenaba la medición del terreno, comisionando la tarea a un agrimensor cuyo plano posteriormente se sometía a la aprobación del poder Ejecutivo. Dicho plano por lo general era de una colonia y dentro de ella se formaba un pueblo, delimitando las zonas de chacras y de manzanas para los habitantes y, a su vez, se reservaban lotes para la plaza pública, Iglesia y Comisaría entre otros. Una vez aprobada la traza de esta manera, el pueblo dona al Superior Gobierno de la provincia las tierras destinadas para edificios públicos ante la escribanía del gobierno. Así se cumple con la faz legal y se procede a la aprobación de la traza que lleva la firma del gobernador y el Ministerio de Gobierno 2. Asimismo, hay otro punto que es dable remarcar, no es lo mismo fecha de fundación que el origen del pueblo; Pueden coincidir ambas en un mismo pueblo, lo que significa que hay pueblos originarios asentados en dicho espacio fìsico décadas atrás fundadas años después.

2-Vilma Ester Salas, Escritos sobre la fundación de pueblos y ciudades, Archivo General de la Provincia, Pag 1-6.


Este punto es de vital importancia, puesto que son variados los casos con los que nos hemos encontrado, si bien es cierto que se han realizado fundaciones de colonias y pueblos en las provincias cumpliendo reglamentariamente con todo lo establecido en las leyes de tierra o colonización, es decir, con la aprobación de trazas y las donaciones de terreno para edificios públicos, hay que saber que hay otras en las que sus fundadores hicieron el tramite o el pedido de traza , pero no cumplieron con la donación de terrenos en favor del estado, implicando ella la falta del acto formal. Y para que la investigación sea realmente fiable y pueda sentar precedente, es vital tratar este aspecto. En este tipo de metodologías hay casos en que la misma colonia posee núcleo urbano establecido, manteniendo el nombre de la colonia. Casos tales como: Colonia Cello, Colonia Belgrano entre otras tanto. No obstante, hilando muy fino encontramos que ante la carencia del acto legal, se han dado otras formas de origen de las localidades. De esta manera, nos encontramos con fundaciones que no han cumplido con la faz legal del proceso, o sea, donación de tierras al fisco, por lo que no se puede tomar una fecha que sirva como acto fundacional, pero si de origen, que coincide con el comienzo de las tramitaciones. En los casos de las fundaciones realizadas con anterioridad a la ley de tierras de 1887 se considerada la fecha de la aprobación de traza únicamente, ya que no se exigía la donación de terrenos para edificios públicos, este tipo de fundación tiene diversas variantes, entre ellas encontramos aquellas localidades iniciadas mediante la acción de una persona cualquiera, quien en afán de hacer prospera la zona aledaña a su negocio fue atrayendo y nucleando gente a su alrededor. Este individuo dio vida al núcleo urbano, sin mediar ningún acto formal de fundación ni donación de tierras al gobierno. En este caso, particular, es dable considerar el origen de la población al momento de la instalación de la persona que lo promueve. Para terminar, nos encontramos con aquellos poblados que se han ido formando espontáneamente alrededor de una estación o apeadero del ferrocarril, una posta, fortín, capilla o estancia. Este caso, es el que concierne a nuestra investigación y a la gran mayoría de pueblos que se encuentran entre la ruta 1 y la ruta 11, y común denominador de gran parte de la provincia y del país a partir del advenimiento del ferrocarril, diríamos ente unificador de espacios y tiempos. Estas fundaciones realizadas en forma particular y con aprobación del gobierno, presentan dos aspectos importantes: el sistema fundacional empleado y la imposición de nombres rescatados de la toponimia santafesina. El sistema fundacional que utilizo el FFCC fue el siguiente: en primer término se realizo el trazado de la línea completa entre las ciudades importantes y luego el de los ramales. Establecida la estación con posterioridad, realizaba el trazado del pueblo alrededor de ella, que sometía a la aprobación del Poder Ejecutivo. No necesariamente la empresa del FFCC empleaba el mismo sistema.

     Hubo otras localidades espontáneamente en torno de la estación ferroviaria. De esta manera, se adoptó el toponimio más antiguo, pues se consideraba que la Provincia de Santa Fe debe rescatarse esos nombres para perpetuarse en la memoria de la gente. Así por ejemplo se dictaminó a favor de la denominación Estación Marcelino Escalda, en vez de Villa Lasteña, estación Ramayón en vez de Villa Mercedes, Estación Nelson en vez de pueblo Manuel Gálvez, Monte Vera en lugar de pueblo Puccio, Nare en lugar de Colonia San Antonio3
        Nuestro pueblo surge de esa manera y,  si bien,   desde los órganos del estado se hace hincapié a las comunas o municipios en  la idea de determinar la fundación  a gusto, voluntad o elección,  es preciso remarcar que el  ferrocarril fue el origen, el  presente y el progreso del pueblo, como asì también, el deterioro de los mismos una vez cerrados sus ramales.








3-Vilma Ester Salas: ob, cit., P.P, 1-6.


Sobre la fecha de fundación

Una vez sentadas las bases de la metodología de fundación de los pueblos y colonias, analizando las diferentes posibilidades llegamos al caso que nos compete. En base a la información recopilada deducimos que, primero se toman el origen o la fundación del pueblo, luego la creación de la Comisión de fomento , como así la designación del juez de paz o en menor medida el comisario o alguna autoridad policial. Luego en orden decreciente de importancia podemos hablar de maestras de escuelas, encargado del registro civil. Es por ello que si bien, en nuestro pueblo, tenemos datos del asentamiento anteriores al 1900, es decir, ya para 1890 tenemos informes tanto escritos como orales, de un asentamiento que constaba con varias casas y hasta con una escuela e inclusive décadas atrás con el asentamiento indígena abipón, nuestro ensayo comienza a partir de la fecha de su fundaciòn. De esta manera, podemos decir que en principio, existía un asentamiento gregario, que se unió por diversos factores tanto sociales, culturales como económicos. No obstante, recién, a principios de siglos con la llegada de ferrocarril es que damos la bienvenida a nuestro pueblo. La estación del ferrocarril Central Norte Argentino, Línea de Santa Fe a San Cristóbal, habilitada el 20 de enero de 1908 nos da la fecha precisa para comenzar a hablar de la fundación de nuestro pueblo. Este dato es esencial puesto que el nombre del pueblo será adquirido de la recién fundada Estación Nare y el cual es tomado del toponimio de la zona.

En resumidas cuentas, podríamos decir que nos encontramos con un asentamiento indígena de mediados del siglo XIX, que luego se fue nucleando un grupo de personas  por cuestiones tanto de índole económica, religiosa y cultural y con el advenimiento del ferrocarril se va afianzando la pertenencia de la población al lugar. La estación del ferrocarril fue habilitada el 20 de enero de 1908,   pero recién empezó a circular el tren una vez habilitado el ramal a San Javier el 15 de junio de 1917. Al igual que nuestro pueblo,  varios parajes de la zona toman como referencia de fundación la habilitación del ramal ferroviario en 1908, tal es el caso de Monte Vera 4. 


4-Baldaccini, Mirtha, Historia del pueblo de Monte Vera, Ladran Sancho Ediciones, Santa Fe, 2008, P89.


En conclusión, y por lo arriba expuesto, dejamos asentado que los trabajos del ramal ferroviario Santa Fe/San Cristóbal comenzados el 20 de enero de 1908 son tomados como fecha fundacional y aprobada por legislación nacional del mismo año numero 2251 5 . Asimismo ratificada por ordenanza comunal del año 2007 con nùmero 121/076. Aquí es donde dejamos huella y damos por sentado todos los análisis con respecto a la fundación y que ya sienta precedente, zanjando las diferentes dudas que se tenían sobre la fundación y los asentamientos anteriores y posteriores. Y si bien, existía un poblado numeroso décadas antes de 1908, se tomà el dato referencial del ferrocarril como el suceso que marca la fecha de fundación.










5- Leyes nacionales, T XIV. Vol. I 1906/1908 Cap. 4937-6287. 6- Ordenanza comunal, 18 octubre, 2007.


Desde los Abipones hasta la primera Comisión de Fomento

Las fuentes históricas nos indican que Nare integro la línea de fortines Saladillo Dulce-Almagro-Nare-Cayastacito en que se apoyaba la frontera Norte en 1854, que fue paso de varias milicias en esta época convulsa de la historia nacional 7. El nombre significa en el cancionero popular fuego y se dice que su nombre recuerda a un cacique de los indios abipones que después de hostilizar a los españoles se redujo en una tribu en San Fernando. Según los historiadores de nuestra provincia, los abipones pertenecían al grupo denominado Guycurùes, eran un grupo homogéneo de cazadores recolectores, muy belicosos. Entre sus costumbres màs arraigadas estaba la de horadarse los lóbulos de sus orejas para adornarse con pequeños cilindros de madera y en materia de creencias, adoraban al Dios Ayaic 8. Eran excelentes canoeros y fueron los primeros moradores del actual territorio de Nare y su zona, ubicados en las márgenes de los arroyos Saladillo Amargo y Dulce , de inmensa variedad de pesces, aprovecharon las ventajas que la zona les proporcionaba para su subsistencia. Dícese de boca en boca que el indio Nare era hermano del Cacique Ariacaiquín que a su vez eran hijos del cacique Nare cuyo asentamiento estaba donde es hoy Miguel Escalada y que antes denominaban Nare viejo, emplazado a 12 kilómetros del actual pueblo. Al hacer referencia a los orígenes del pueblo, tenemos que unir su historia junto con la de los ferrocarriles, estas van íntimamente ligados, como la de todos los pueblos pequeños de la provincia de Santa Fe y de la Argentina. Durante la etapa anterior a la fundación propiamente dicha tenemos constancia de varias estancias conocidas de la zona, entre ellas la Aurelia,El Sombrero, Santa Isabel, La Ema,Los Nogales, La Paloma 9. La llegada del ferrocarril, trajo consigo trabajo, familias trasladadas a los lugares donde se construían las vías y mediante ello el otrora o posterior afincamiento en el lugar. A partir de allí, se crearon pueblos e incesante mano de obra fue de un lugar a otro asentándose y creando colonias.

7-Aleman, Bernardo, Historia de San Justo, Cap III, Lugares históricos del Dpto. san Justo, P 214, Santa Fe, 1968. 8- Damianovich Alejandro, Breve Historia de Santa Fe, Litar, Santa fe, 1988. 9- Comisión de Obras Publicas, Mapa provincial de tierras, Museo Municipal Rosa Giussani de Piva, San Justo, Santa Fe.


Entretanto, no hay que perder de vista que los orígenes del pueblo forman parte del sistema colonizador nacional, impulsado por el modelo económico agroexportador, llevado a cabo a partir de las presidencia de Mitre y Sarmiento, pero con especial ahínco a partir de la década del 80 con la generación progresista apoyados sobre la incipiente economía agraria exportadora.

Por aquellos tiempos las primeras  producciones agrícolas eran tiradas a base de bueyes y rastras. El viejo arado llamado mancera, con la cual se roturaba la tierra para removerla, sembrando luego el surco al boleo o a mano. Luego la cosecha se cortaba con la guadaña. Los primeros  cultivos de la zona fueron la cebada, centeno, trigo y girasol.  No hay datos estadísticos fiables sobre la cantidad de familias y personas que se afincaron en esta época, pero estimativamente mediante la recopilación de información oral podemos hablar de un total de 100 a  150 personas.  Un año después de comenzarse los trabajos del ferrocarril, en 1909 por decreto del dìa 16 de agosto de 1909 se crea la primera Comisión de Fomento constituida por José Echagüe, Luís Pinasco y Lázaro Viñuela10. 

Para dicho año los limites de Nare eran los siguientes al Norte Colonia Tres Reyes, los campos de Francisco Sobrero y Octavio Candiotti. Al Sur el limite norte de la Colonia Cayastacito el campo de Pedro Racine. Al Este el Arroyo Saladilo Dulce y amargo. Al Oeste Colonia Emilia, los hermanos Bionet, Sol de Mayo y Angeloni.





10-Archivo del Ministerio de gobierno, sección agricultura, Tomo 32, decretos 1909.

El ferrocarril, los jefes de estación, capataces y peones

En ese momento tres tipos de trenes circulaban por la zona, dos de pasajeros y varios de carga. El de menor recorrido llamado coche-motor e iba de Santa Fe a San Javier. En Nare se realizaba el empalme hacia San Javier pasando por los pueblos de Paikin, Los Saladillos, Colonia Mascias, Ñandubay y Cacique Ariacaiquin entre otros. Por este motivo, los habitantes del pueblo tenían diariamente dos viajes ida y vuelta a la ciudad capital. El segundo, llamado ¨ Tren de Pasajeros ¨ realizaba el recorrido desde Santa Fe a Tucumán día por medio. Los trenes de carga pasaban diariamente en varios horarios, llevando mercaderías, combustibles, cereales y otros, trasladaban animales. Desde 1917 el pueblo vió pasar gente de todas las nacionalidades que acompañaban o trabajaban en tareas ferroviarias, muchos de ellas pasaron o se afincaron en el pueblo. Las tareas ferroviarias estaban diversificadas. Por un lado encontramos los jefes de estación, los auxiliares y los cambistas. Y por el otro capataces y peones. El jefe de Estación supervisaba, los auxiliares atendían el telégrafo y el control de los boletos y tareas de maestranza los hacían los cambistas. Los capataces y peones vulgarmente llamados catangos, se encargaban del mantenimiento de las vías, efectuado por la ¨cuadrilla¨ quienes tenían la obligación de mantener las vías limpias y mantener los rieles en perfecto estado. Diariamente salían a trabajar en su medio de movilidad llamada ¨ Zorra ¨ una era tracción a sangre y la otra motorizada. Los datos encontrados nos dejan constancia del primer jefe de estación, de nombre Pablo Pereyra, años mas tarde, se hace cargo Hermenegildo Rodríguez y el señor Lomeña. De allí en adelante pasaron por la institución ferroviaria tanto capataces como peones los Monzón, Alonso, Moreno, Gamboa, Marquez, Chervas, Romiti, Barco, Amat, Alzugaray y Garnica entre otros.


Los Primeros caminos, el cementerio y juzgado de paz

A comienzos de siglo XX la bonanza económica se hacia sentir en todo el país, la fiebre del modelo agroexportador inundaba el país y Nare se hacia eco de ellos. Una revista de Buenos Aires que presenta a los grandes estancieros del país nos da una clara visión de aquella época, y a su vez, nos muestra en sus páginas a una de las las familias màs antiguas del pueblo, presentando a Juan Pedro Mendoza como uno de los terratenientes mas antiguos del país 11. Entretanto comienzan las primeras redes camineras para unir territorios, se termina en 1913 la ruta que lleva a Miguel Escalada y años màs tarde la ruta que lleva a Videla. Ya para de 1914 un diario santafesino de la época, describe al pueblo de la siguiente forma ¨ Reina gran entusiasmo en este pueblo, con motivo de la convocatoria a elección de diputados para marzo, recientemente decretada por el gobierno de la provincia. Los radicales siempre en la brecha, se proponen dar una sorpresa, enviando un representante al departamento ante la cámara joven. Su triunfo esta asegurado. Con general contento de los colonos ha empezado la trilla del lino y el rinde es bueno¨. Luego de hacer referencia al ámbito político se dedica a comentar sobre ideas generales y afines al pueblo y sobre este tema cita lo siguiente. ¨ Nare marcha en la senda del progreso en comercio, población y colonia. El señor Ramón Lallana, vecino desde muchos años y comerciante del pueblo, esta activando el ensanche de su casa negocio, en la que instalara billar y café, por cuyos motivos recientemente ha hecho una buena compra de mercaderías generales en la Capital federal. En breve se empezaran varios edificios para nuevas casas de negocios para lo cual ya los interesados han hecho la adquisición de terrenos.12 Esta etapa es la mas oscura puesto que los materiales encontrados y recabados no han sido los suficientemente aclarecedores de todas las cuestiones a tratar, no obstante, las fuentes orales no han sido de gran ayuda para salvar gran parte de la riqueza histórica de estos lares. De gran utilidad no es un mapa que data de 1924 y que divide la zona en lotes con sus respectivos dueños. El mapa nos hace tener una referencia notable sobre la situación, en ellos, se visualizan los campos aledaños de Berraz, Viñuela, Pinasco, Busaniche y el radio del pueblo 13.

11- Revista El Centenario, Los estancieros de la Repùblica, 1910. 12- Diario de Santa Fe, 7 de enero de 1914, Cáp. 4 Pág. 9 Ministerio de Instrucción pública y fomento. Expediente 39-1-15. Febrero ,1934. 13- Comisión de Obras Publicas, Mapa provincial de tierras, Museo Municipal Rosa Giussani de Piva, San Justo, 1924.

Para 1920   Petrona Carrizo de Mendoza hace donación de unos terrenos para la construcción del cementerio, abriéndose el camino de acceso 6 años después y construyèndose la fachada y la cruz mayor en el año 1932.  Ya por aquellas épocas tenemos  constancia del primer agente policial de nombre Juan Fernàndez. 

Poco a poco, el pueblo fue requiriendo de todos los servicios de mundo moderno y es así, que para 1923 se crea la primer estafeta postal encargado de ella estaba Marcelino Viñuela, a su vez 1925 se crea el Primer Juzgado de Paz dándole el carácter legal que necesitaba el incipiente pueblo y que denotaba un interés muy importante por el progreso del pueblo, siendo oficiado por Martin Zabala14. A comienzos de la década del 30 comienza la construcción, primeramente del puente sobre la cañada y luego sobre el saladillo. Para 1934 la comuna autoriza a Esteban y Dionisio Viñuela a colocar un surtidor de gasolina en su negocio, previo pago del impuesto correspondiente. La gasolinera funcionaba donde hoy es el almacén de Ardisana. Paralelamente, nace el Club Independiente Foot Ball Club, del cual solo nos llegaron relatos orales y fuentes de segunda mano. No obstante, es digno de mención saber que el pueblo siempre fue un gran admirador de todo lo que relativo al deporte y las fotos así no lo demuestran. Aquí ya vemos la pujanza que empieza a sentirse en el pueblo aparejado por un crecimiento poblacional y que da lugar a la instalación de una carpintería y una herrería para el año 1933.





14 Gladis Restelli, entrevista, Nare 14 de septiembre,2009. Nare y el fuego que bautizó a un pueblo

El verano era caliente en Santa Fe, el sol golpeaba a pleno en esa zona, tal vez era febrero, el cacique de aquella tribu de abipones acababa de llegar con su carga de pescados, todos ensartados en la vara de su lanza, los sábalos se desparramaron por el suelo al volcarlos sobre el extremo. El calor era agobiante, al sur gruesos nubarrones presagiaban una inminente tormenta, se elevó sobre su figura y miró el cielo, su tez desnuda y bronceada mostraba la imagen de un gran ejemplar de hombre, pero el cacique estaba preocupado, precisamente en ese tiempo debería nacer su primer hijo… Miró hacia la choza de paja donde su mujer, tendida en el suelo estaba a punto de dar a luz. Una ráfaga de viento le movió los cabellos como acariciándolos, el indio se golpeó el pecho pidiendo al cielo una señal. Su hijo nacería y debería ponerle un nombre…la tradición indicaba que él no debía presenciar su nacimiento. Se internó en el monte cercano, mientras que los primeros truenos se hacían escuchar y los relámpagos, cada vez más cercanos, anunciaban la tormenta. El llanto del niño y el griterío de las mujeres de la tribu anunciaron que el bebé había nacido en ese momento. Un relámpago cegó al cacique, seguido de un tremendo ruido el trueno ensordeció al hombre y un viejo algarrobo seco empezó a arder, el rayo había caído justamente en él. Enseguida el fuego se extendió por la misma acción del calor. El cacique había quedado paralizado un poco por la emoción de ser padre y un poco, tal vez, por el rayo que había caído a pocos metros de él. El fuego le quemó los pies desnudos y entonces corrió gritando para que toda la tribu se alertara ¡ Nare, Nare, Nare ! Entró en la choza y tomó a su hijo en brazos, lo levantó hacia el cielo y gritó ¡Nare! Que en lengua abipona quiere decir fuego…de esa manera quedó bautizado su hijo. Luego tomó a su esposa en brazos y con ella el niño, corrieron hacia le arroyo Saladillo cercano, se internaron entre sus aguas; dejó al niño en brazos de su mujer y regresó a la tribu para ayudar a su gente, que corría desesperada hacia el río.

   El fuego destruyó todo, nada quedó de aquel campamento indígena; pero el nativo era terco y esa fue una circunstancia, así la tribu que con el tiempo construyó sus chozas.

Me siento libre como el viento, ágil y violento como un felino, lindo como el sol y suave como la luna; su padre se sentía orgulloso de él, que aunque tuvo otros hermanos, Nare fue el preferido del cacique. Pero un día Nare formó su propia familia y con su pareja emigró de la tribu, otras parejas de abipones lo siguieron y un día encontraron un lugar excepcional…Los dos Saladillos se unían…cosa que ellos jamás se habían imaginado, latas lomadas con frondosos árboles, buena caza, buena pezca… Nare pensó: ¨ éste es el lugar ideal, aquí siempre habrá agua y peces…siempre habrá caza, porque los animales necesitan agua para vivir ¨. ¡ Este es el lugar para acampar y formar mi tribu ¡ Y allí se afincó con su gente, donde vivió muchos años en la unión de los Saladillos dulce y amargo, hoy Puente Las Cañas. El cacique Nare, que dio origen al nombre de mi pueblo, tuvo otros hermanos y muchos hijos, pero eso lo dejamos para otra historia…


Oscar Aguiar








Segunda parte

Devenir histórico de sus instituciones

Las instituciones son mecanismos de orden social y cooperación que procuran reglamentar el comportamiento de un grupo de individuos. Las instituciones en dicho sentido trascienden las voluntades individuales al identificarse con la imposición forzosa de un propósito en teoría considerado como un bien social. El término institución se aplica por lo general a las normas de conducta y costumbres consideradas importantes para una sociedad y aseguran el cumplimiento y control de leyes sociales a través del tiempo. La institución permanece y dura en el tiempo más allá de las voluntades fundadoras que la establecieron, pues siempre está reclutando nuevas voluntades para continuar sus fines.

El segundo punto a tratar es que las instituciones uniforman conductas y es a través de ella que mediante directivas que son seguidas por sus adherentes, ya que para cumplir con sus fines, necesita de ideales, valores y normas que conduzcan a sus miembros para determinado fin u objetivo; es por este para el cual se ha creado. El fin que persigue, es la Función Social que está llamada a realizar. Función Social que es tan múltiple como necesidades sociales existen; ya sean económicas, políticas, militares, religiosas.

En resumidas cuentas podemos decir que básicamente hablar ya sea de tribu, clan, pueblo o ciudades, estamos hablando de espacios organizados y esas organizaciones cuando se complejizan se transforman en instituciones que nos rigen y nos dan forma a nuestra vida y en la cual pasamos gran parte de nuestras vivencias mas importantes. Nare no escapa a esta premisa, desde la creación de su primera escuela, comisión de fomento, juzgado de paz, cooperativas y clubes de esparcimiento. Si bien la escuela y la comuna nacen a comienzos décadas atrás, es a partir de 1940 en la que se organizan y prosperan, por ello, son expuestas en esta parte del libro.

 Hacer  la historia de un pequeño pueblo nos trajo aparejado con ellos un par de dilemas paralelos a la elaboración de la historia. La  intención estriba en lograr la conjunción de vivencias y anécdotas,  con el suceso histórico propiamente dicho.

La etapa institucional intenta ser una reseña histórica del proceso llevado a cabo por èsta, aclarando las fechas de fundación, sus funciones, sus fundadores y, anécdotas y a su vez, ensalzarlo con algún tinte interpretativo sobre sus principales características. Es por ello, que si algunas de mis conclusiones afectasen alguna determinada persona u/o institución, la investigación se bazò en análisis de las fuentes y las conclusiones de carácter objetivo. Este período marcó una fisonomía del pueblo y de su gente, puesto que gracias al afianzamiento de las instituciones creció laborisosamente y por ello denominè a esta etapa los años dorados.


La escuela Desde sus orígenes hasta 1930


Hablar, analizar y escribir sobre las escuelas en los pueblos, es adentrarse en lo màs profundo del arraigo de los pueblos. La escuela en los pueblos es el eje fundamental en el que se mueve su sociedad, además de ser un factor de cohesión social, en los pueblos su figura se agranda puesto que es allí donde se realizan los bailes, fiestas, kermés y otros eventos sociales de gran importancia para la localidad. Remontàndonos antes de la fundación del pueblo, la primera escuela funcionò de 1893 a 1898 a 12 Km. de la actual ubicación , el lugar del asiento se conocía como Nare Viejo. Entrado el siglo XX comenzó a funcionar en principio en la casa propiedad de Lazaro Viñuela y luego del señor Ramón Lallana, una resolución provincial de 1910, da cuenta de la primer maestra nombrada, la señorita Bergallo, al año siguiente pasa a depender del Estado Nacional con el maestro a cargo Joaquin Campos, luego, Cayetano Muchiutti. Para ubicarnos temporalmente, tenemos que hacer una serie de aclaraciones, en sus comienzos por aquellas épocas, la escuela era de condiciones muy precarias, tenìa una sola habitación, asistían promedio de entre 20 a 30 alumnos. A su vez, el maestro no sòlo impartía conocimientos, sino también, realizaba las tareas de limpieza.


18 Archivo histórico de Nare, actas escolares 1910-1916

El 1920 la matrícula aumenta a 45 alumnos. Durante estos años llega a la escuela una mujer que va dedicar años y energía a sus alumnos y de la que nos llegaron testimonios escritos y orales de su labor. Augusta Bayer trabajò durante 25 años, mostró tenacidad capacidad de gestión, encarando con sus ahorros la construcción de de una humilde casa para dictar clases. Por su iniciativa se creó la cooperadora escolar , se proveyeron útiles escolares y se consiguen nuevos libros. En 1927 se suma el maestro un maestro Alfredo Gemazconi , en tiempos en los que se cursaba hasta hasta tercer grado. Un año más tarde, se alquila un nuevo local con dos aulas pagadas al precio de 40 pesos mensuales. La matricula de esos años se muestra estable, 19 varones y 16 mujeres.

Cooperadora escolar

El 29 de marzo de 1931 tenemos un hecho muy significativo y que marcara una época dentro de la escuela, la creación de la sociedad cooperadora 19 Su estatuto, se componía de 6 capítulos y 34 artículos en las que se citan cuestiones específicas sobre el quehacer de la comisión. Las sesiones comenzarían en marzo y estará compuesta por Presidente y Vicepresidente, un secretario y tesorero y 6 vocales. La duración de las funciones serán de un año. Presidente José Manuel Echagüe. Vicepresidente Alejandro Costa. Secretario Alfredo Bernasconi Tesorero Bernardo Gastaldi Vocales Clodomiro Mendoza, Miguel Cabre, Anselmo Caballero, Gabino Sosa, Juan Romero, Luis Mendoza. Revisadores de cuentas: Eugenio Del Valle y Francisco Buratto


19- Archivo histórico Comuna de Nare, estatuto cooperadora, 1931.



En líneas generales, el estatuto berza sobre cuestiones de índole econòmica y se puede apreciar una predisposición a unir escuela y familia, ya los primeros artículos hablan de una unión de la escuela con el pueblo y de la celebración de fiestas, conferencias y construcción de una futura biblioteca. Entre sus líneas cabe resaltar aquella en la que se estipula una suma mensual de 50 centavos para padres y maestros.


El apogeo escolar

La década del 30 es pròspera para la escuela, la bibliotecase consigue ampliar el mobiliario, los ùtiles escolares, se crea y con aportes de la Cooperadora comienzan a organizarse las primeras fiestas patrias. El auge se hace notar en el incremento de alumnos, hay 70 alumnos distribuidos en 5 aulas, siendo el cursado primario hasta cuarto grado según ley nacional 4874 20. El florecer de la escuela se da también a partir del crecimiento económico en la zona, ya quedaron atrás los coletazos de la crisis del 30 y si bien en este momento histórico, se produce un movimiento migratorio del campo a las ciudades, en el departamento San Justo lo es a la inversa. Entre tanto, se fueron sumando nuevos maestros y directores. Raul Busquetti, María Valles, Santina Miranda, Eglie Villaescusa, Nari Mussi, Esilda Córdoba formaron parte de la época dorada de la escuela. . El incesante aumento de alumnos hizo que durante 1948 la escuela funcionará en el local del Pedro Pocovi y al año siguiente en la propiedad de Marcelino Bertone y Bernardo Gastaldi.



20- Consejo Nacional de Educación, Inspección técnica, Santa Fe, Junio, 1933. Traslado al actual emplazamiento y nombre

Entre tantas idas y venidas, se planteò la ampliación y su posterior traslado a su actual emplazamiento. Coincidente con la finalización de la segunda guerra mundial, contaba con 100 alumnos y paso a formar parte del Presidente Juan Domingo Peròn para fomentar la economìa mediante la construcción de hospitales, escuelas y rutas. Finalmente la construcción se lleva a cabo en 1950 y 13 años después, por decreto del 27 de mayo de 1963 pasa a llamarse Dr. Ernesto Berraz, expediente 5764/963. 21 Para 1988 la matricula escolar era de 131, años después la matricula había disminuído a 105 al finalizar el año escolar. Entrado el siglo XXI se producen grandes acontecimientos que dejaron una huella indeleble en la institución escolar. En el año 2005 la escuela fue visitada por el historiador nacional Osvaldo Bayer, autor de la Patagonia Rebelde Años después, gracias al tesón de Ema Carina Aguiar se logra finaciar con aportes extranjeros la colonia de vacaciones y el apadrinamiento de Susana Gimenez. El 20 de abril de 2007 la encargada de concretar persoalmente el aporte económico fue la actriz Katja Alemán. Actualmente cuenta con una matricula de 82 alumnos, distribuidos de jardín a séptimo grado, logrando mantener el promedio de los últimos 30 años y siendo un factor de cohesión social muy importante, contando con servicios de Internet, comedor y siendo un espacio fìsico donde el futuro es posible y cercano.




21- Consejo Nacional de Educación, inspección técnica, Santa Fe, octubre, 1982.



Personal escolar 1910-2013


Escuela 68


1910 Srta. Bergallo 1913 Joaquin Campos 1916 Nerbutti Cayetano 1917/1920 Octavio Oviedo 1920/1927 Augusta Bayer ________________________________________


   Maestros        Directores

1927/1933 Alfredo Bernasconi Augusta Bayer 1933/1937 Nari Mussi 1937/1945 María A. Paris Nari Mussi 1945/1946 Raul Busquetti 1946/1947 María Valles 1947/1949 Eglie Villaescusa Esilda Córdoba 1949/1950 Santina Miranda

Escuela Nueva N 6068 Maestros Directores 1950/1960 Delia Nerbuti Edgardo Llannes

   Elena De  Bosso  
        María Agustina De Soler  
        Eglie Villaescusa de Fiorio      
        Raquel Paniza    

1960/1970 Ana Gonzales Pascual Mangini

   Ofelia Zapana   1960/1967
        María A. Soler   
        Elena Bosso      
        Rosa Zulliani    
        Gladys Berga     
        María Dalmasso   
        Mirtha Scotta    
        Nidia Acosta     
        Esther Berrone   
        María Romitti   Lia Haiek
        Nélida Weimer   1967/1980
        María Alarcon    
        Irma Demarchi    
        Irma Granje      
        Celia Fortunoff  
        Elva Romitti

1970/1980 Ana Gonzales Lia Haiek

   Ofelia Zapana   1967/1980
        Esther Berrone   
        Celia Fortunoff  
        Elva Romitti     
        Doli Mazzaro     
        Marta Gamboa     
        Elena Orellana   
        Norma Chervas    
        Gladis Restelli  
        Raquel Ardisana  
        Elda Romitti

1980/1990 Ofelia Zapana Victor H. Enría

   María Romitti   1980/1982
        Norma Chervas    
        Mari Faisal      
        Susana Racca     
        Elsa Vignatti    
        Susana Racca     
        Elsa Vignatti    
        Zulli Weilmer    
        Ofelia Zapana   Rosa Monzon
        María Romitti   1985/1987
        Norma Chervas    
        Mari Faisal      
        Susana Racca     
        Zulli Weilmer    
        Elda Sistara     
        Susana Garnica   
        Alicia Velotteri         
        María A. Mazzalli        
        Mirian Mansiya   
        Iris Colombo

1990/2000 Ema K. Aguiar Alberto Bernal

   Norma Gomez     1992/1996
        Patricia Alarcon         
        Mirian Medina    
        Susana Garnica  Gladis Restelli de Enria
        Esmeralda Cóseres       1996/2006
        Alicia veloteri  
        Claudia Veloteri         
        Norma Chervas

2000/2009 Graciela Barberis

   Gabriela Bufelli        
        Ema K. Aguiar   Gladis Restelli de Enria
        Norma Gomez     1996/2006
        Patricia Alarcon        Silvia Galizzi
        Mirian Medina   2006/2009
        Esmeralda Cóseres        
        Yolando Giordanino      
        Adriana Dándolo  
        Betina Guisoni   
        Claudia Agüero   
        Gabriela Cabrera        Silvia Galizzi
        Katerina Rodriguez      2006/2009


2009/2013 María Finos



  • YOLANDA GIORDANINO
  • EMA CARINA AGUIAR
  • SUSANA ALESSO
  • ALEJANDRA CHAZARRETA
  • CAROLINA MERIGIOLA
  • ADRIANA DÁNDOLO
  • BETINA GUISONI
  • MARIELA COLOMBO
  • GABRIELA TSCHOOP

VIVIANA MINUTTI





Esmeralda Còseres
     2009/2016















De  la comisión de Fomento hasta nuestros dìas

La Comuna nace el 16 de agosto de 1909 cuando por obra de Lázaro Viñuela, José Echagüe y Luís Pinasco mediante acta firmadas dejan asentados los pasos formales para legalizar la organización político-administrativa del pueblo. El acta fundacional la encontramos en el archivo histórico de Nare, en ella se asientan las delimitaciones del pueblo, de la que extraemos lo siguiente lìmites. Al Norte: el limite Sur de la colonia Tres Reyes y el limite norte de los campos de Francisco Sobrero y los herederos de Octaviano candiotti. Al Sur, el limite norte de la Colonia Cayastacito y del campo de Pedro Racini, al Oeste las colonias Emilia, Bionet Hermanos, Sol de Mayo y Angeloni. A su vez, los textos muestran que la Comisión de Fomento donará los terrenos que sean necesarios para que se instalen los poderes provinciales. Las actas que se encuentran en el archivo histórico de Nare nos han servido como basamento para poder encontrar periodos oscuros de la Historia del pueblo, o sea que no solo, nos sirvieron para recrear el proceso comunal del pueblo, sino también su historia en general. Los comienzos del ente organizador de la sociedad no fueron fáciles, una vez creada la comisión de fomento, el 25 de agosto se eligen las autoridades del pueblo quedando Eugenio del Valle como Presidente. Desde allì hasta 1926 no tenemos constancias de actas y las fuentes orales tampoco nos han sido de gran ayuda. No obstante, siempre las inferencias, a partir de otras fuentes nos hacen ver que durante toda esta etapa, la Comisión de Fomento fue manejada durante 15 años por las mismas personas. Recreando la historia nacional, vamos encaminándonos hacia una teoría. Recien en 1916 se lleva a cabo la aplicación de la ley Sáenz Peña la política nacional era llevada mediante el fraude y eran un grupo de la oligarquía nacional la que manejaba los hilos de la Nación. Nare no escapaba a esto, es por ello, que no es descabellado pensar que durante toda esta etapa los Del Valle, Pocovi, Viñuela y Panizza eran los encargados y las caras visibles del incipiente pueblo y los encargados de las grandes decisiones. Ya en 1926 tenemos registro y básicamente, nos muestra a Eugenio del Valle como Presidente comunal, lo que nos reafirma nuestra teoría. Poco a poco, el pueblo fue requiriendo de todos los servicios de mundo moderno y es así, que para 1923 se crea la primer estafeta postal encargado de ella estaba Marcelino Viñuela, a su vez, en 1925 se crea el Primer Juzgado de Paz dándole el carácter legal que necesitaba el incipiente pueblo y que denotaba un interés muy importante por el progreso del pueblo. Desde aquel entonces hasta hoy enm dìa pasaron como jueces de paz las siguientes personas: Martin Zabala,Alejandro Costa,Rodolfo Nusbaum, Hermógenes Redondo,Hugo Panizza ,Jose Manuel Echagüe ,Ricardo Bongiovanni ,José Glabay ,Elba Severa Echagüe ,Ovidio Noceda . Para el año 1934 la comuna autoriza a Esteban y Dionisio Viñuela a colocar un surtidor de gasolina en su negocio, previo pago del impuesto correspondiente. Esto viene sumado a la reparación de caminos a Colonia San Antonio, Colonia Andrada, Laguna Las Flores. Del 40 al 60 hay nuevos emprendimientos, la construcción de la capilla, creación del club atlético Liverpool y la inauguración del nuevo local escolar.

El primero de mayo de 1960 Ángel Del Valle cede gratuitamente a la comuna un nuevo sitio donde funcionara el organismo municipal. En  1961 el gobierno provincial envía un tractor Jhon Deere para la tarea comunal, de acuerdo con el actual progreso de la localidad. 

La comuna al igual que la escuela, sufrió de varios traslados durante su historia. Es asì, que en 1964 se traslada nuevamente la comuna desde la casa particular del Sr. Del Valle a su local propio por renuncia. En 1964 se termina el monumento a la madre y a su vez se recibe dinero del gobierno central para la construcción del juzgado de paz y una comisaría. En lo que respecta al urbanismo, se proyecta un plan de construcción de veredas, terminándose los trabajos en 1978.


El escudo del pueblo

Para 1973 se encargò el diseño del escudo de armas del pueblo en conmemoración del IV centenario de Santa Fe al artista plástico Hugo Dario Viñuela quien describe al mimo de la siguiente manera ¨ El escudo de armas de Nare está dividido en dos campos: el superior de color celeste que representa al cielo, el inferior de color marrón elevándose en el centro que representa al suelo. En el centro se destaca en forma vertical un brazo sosteniendo una lanza que simboliza al Cacique Nare. Descansa en la base un pergamino con el trazado del pueblo, rodeado de la riqueza del lugar, el cultivo (maíz, sorgo y trigo ) y la ganadería ¨.

Del 80 a nuestros dìas

A comienzos de la década del 80, durante la gestión de Ángel Restelli se logra traer al pueblo la energía eléctrica, una obra que trae un servicio básico imprescindible. Desde allí hasta la actualidad lo acontecimientos más significativos fueron el plan fonavi del 2001 y la concreción de las obras de ripio en la ruta que lleva a Videla. Finalizando la primer década del siglo XXI se construye el monumento al aniversario comunal, inaugurado el 14 de agosto del 2009.

Actualmente esta en marcha un proyecto que brega por la vuelta del ferrocarril y el deseo de colocardo le  nombres a sus calles, alusivas a los pueblos originarios. 


El significado del Monumento al Centenario de la Comuna

El monumento consta de cuatro pilares ubicados en forma de cruz que marcan cuatro puntos cardinales. El pilar norte y sur generan un eje que podemos denominar institucional por los elementos que contienen su significado. El pilar este y oeste generan un eje mas consustanciado con la esencia de la localidad y podemos denominarlo esencial. El pilar más alto se sitúa hacia el norte que es la dirección en la que se encuentra la localidad respecto de la capital de la provincia. Este pilar contiene el nombre del pueblo y el escudo. El pilar más bajo se sitúa hacia el sur que es la dirección en la que se encuentra la capital provincial respecto del pueblo y contiene la placa principal del monumento y la placa del gobierno provincial. El pilar este marca la dirección hacia donde se encontraban los primeros pobladores indígenas que dieron origen al nombre del pueblo a orillas de los ríos Saladillo Dulce y Saladillo Amargo. Contiene tres mosaicos con grabados de los abipones que fueron reproducidos de piezas originales encontradas en los ríos antes mencionados. El pilar oeste marca la dirección hacia donde se ubica el ferrocarril esencia del desarrollo del poblado. Contiene tres mosaicos que reproducen la primer máquina a vapor, la posterior máquina a combustión y la estación ferroviaria. El color blanco elegido para los pilares simboliza la pureza y la simpleza. Además permite que los pilares realcen su forma con el juego de la luz y las sombras.




Nómina de Presidentes Comunales 1909 Presidente Eugenio del Valle

   Vicepresidente  Alejandro Costa  
        Secretario      José Panizza     
        Tesorero        Andrés Pocovi    

1926 Presidente Eugenio del Valle

   Vicepresidente  Francisco Branca         
        Tesorero        Domingo Campana  

1928 Presidente Francisco Branca

   Vicepresidente  Juan Fernández   
        Tesorero        Bernardo Gastaldi        
        Vocal   Carlos Sonzongni         

1929 Presidente Francisco Rivas

   Vicepresidente  Juan Fernández   
        Tesorero        José campana     

1930 Presidente Eugenio del Valle

   Vicepresidente  Andrés Pocovi    
        Tesorero        José Panizza     
        Secretario      Ermenegildo Rodríguez    

1932 Presidente Carlos Zonsogni

   Vicepresidente  Bernardo Gastaldi        
        Vocal   Miguel Bongiovani        

1934 Presidente Eugenio del Valle

   Vicepresidente  Gabino Sosa      
        Tesorero        Andrés Pocovi    
        Secretario      Alejandro Costa  

1936 Presidente Miguel Bongiovani

   Vicepresidente  Luís Mendoza     

1938 Presidente Miguel Bongiovani

   Vicepresidente  Esteban Viñuela  
        Tesorero        Enrique Limito   
        Secretario      Luís Mendoza     

1940 Presidente Hugo Panizza

   Vicepresidente  Miguel Bongiovani        
        Tesorero        Marcelino Fontanini      
        Secretario      Juan Romero      

1942 Presidente Hugo Panizza

   Vicepresidente  José Restelli    
        Tesorero        Marcelino Fontanini      

1945 Presidente José Ángel del Valle Interventor

   Vicepresidente  Juan Durdos      

1955 Presidente José Ángel del Valle interventor

   Secretario      Alberto Barale   

1955 Presidente José Echagüe Interventor

   Secretario      Carlos Coquio    

1958 Presidente Vicente Bortoli

   Vicepresidente  Norberto Robledo         
        Secretario      Rodrigo Morales  
        Vicepresidente  Santos Scorti    
        Tesorero        Alberto Barale   

1962 Presidente José del Valle Interventor

   Vicepresidente  Santos Scorti    

1963 Presidente José Brillada Interventor 1966 Presidente Italo Guisone Interventor

   Vicepresidente           
        Secretario      Lidia Mabel Viñuela      

1967 Presidente Italo Guisone

   Vicepresidente           
        Secretario      Nelida Restelli  

1971 Presidente Ángel Restelli

   Secretario      Nelida Restelli  

1973 Presidente José del Valle

   Vicepresidente  Enrique Limito   
        Tesorero        Ángel Restelli   

1976 Presidente Ángel Restelli

   Vicepresidente  Nancy Bongiovanni        
        Auxiliar        Hayde Restelli   

1983/1991 Presidente Oscar Aguiar 1991 Presidente José Maria Vignati 1995 Presidente Antonio Elías 1998/1999 Presidente Servillano Barrios 1999 Presidente Antonio Elías 2003/2013 Presidente Claudio Ardisana


Agentes policiales

Juan Fernández, Eusebio Fernández,0uan Ostre,Laureano Leiva,Carlos Coquio Felipe Gamboa,Carmelo Sanchez,Francisco Fernandez,Carlos Castaño Virgilio Vega,Mario Camilo Gamboa,Luis Mendoza,Norberto Cesar Quiroga Cornelio Lencina,Rolando, Claria,Andres Zabala,Francisco Perezlindo Roberto Ocampo



Capilla Santa Isabel de Hungría

Sabemos lo que significa para todos los creyentes de la fe católica una Iglesia. Esta nos moldea desde que nacemos porque en ella nos bautizamos, hacemos la comunión y nos confirmamos, sin dejar de lado el acto del matrimonio. Es por ello que pasa a ser una clave esencial para entender la vida en sociedad y mucho más si esta se da en un pueblo, puesto que es el eje central. La capilla de Nare tiene un mecenas y al cual el pueblo le esta muy agradecido, el Doctor Ernesto Berraz, quien no sòlo comprò los terrenos para la obra sino que también la financió en su totalidad hasta tal punto de comprar todo lo que en su interior necesitaba. Es menester detenernos en la vida Ernesto Berraz, porque la historia del pueblo nos lo evoca a cada paso.


Ernesto Berraz, el inspirador

   El doctor Ernesto Berraz hijo de  Hipólito Berraz e Isabel Roviller nació en Esperanza el 11 de agosto de 1872 donde vivió su infancia, luego ya en a la edad de 12 años marchó a Buenos Aires donde estudio en el colegio San José, llegando a la Universidad de medicina de la cual se graduó con 33 años el 31 de julio de 1905. Su vida publica fue prolífica, fue concejal municipal desde 1902 por Santa Fe, miembro del circulo de médicos y de la sociedad rural de Santa Fe. Miembro del club el orden, comisión internacional americana de  medicina. En su vida junto a su esposas fueron padrinos del Templo de Videla. 

Dicese que era una persona muy devota, de un fe inquebrantable, se lo veía pasear por el pueblo con mucha gracia en su Ford T el primero en la zona y unos de los primeros en el país. Mediante su iniciativa se trazo el camino que une con Videla, en 1912 donó el terreno par el Hospital de San Javier, el que lleva el nombre de su hermano Ignacio Berraz. Fue una persona que su dinero no lo alejo de la realidad que lo circundaba y siempre colaboró en las necesidades de la zona.

Su construcciòn

Al igual que la mayoría de las iglesias de la zona y el país, es de clara arquitectura colonial, Creada el 6 de agosto de 1944. La historia de la capilla la conocemos por testimonios orales, el constructor de ella Francisco Crespi en una nota hecha allá por 1998 nos relataba los siguiente: que fue ayudado por un techista de apellido Spizzamiglio que se había acriollado tanto que de tano no tenia nada. Los inconveniente sufridos para dicha construcciones fueron básicamente la mala calidad de los ladrillos y la madera, como eran tiempos de la segunda guerra mundial la madera era exportada a EEUU y era difícil de conseguirla, fue entonces que adquirió pino triunfador, describe de él ¨eran tan verdes que al desatarlas parecían yararas ¨ y para arquearlas usaron un método rudimentario, las pusieron en un tanque humedeciéndolas hasta satúralas y así lograron darle la forma abovedada.

Nuestro entrevistado se ocupó de la construcción, también se encargo por expreso pedido de Ernesto Berraz de adquirir el mobiliario. Las  campanas, fueron compradas en San Carlos Centro en la única fabrica de campanas de América del Sur de la época. De Buenos Aires y  los  bancos los construyó un carpintero llamado Hilario Rossetti 22. 

La maqueta para la capilla se realizó por una foto que el Doctor entregó a su constructor. Ernesto Berraz fallece sin poder ver su obra concretada un tiempo después.


La patrona del pueblo

La capilla està consagrada a la virgen Santa Isabel de Hungría de la que sabemos que vivió en siglo XIII entre los años 1207/1231, hija del Rey Andrés se caso muy joven con Luís Hesse de Hungría el cual pronto la dejo viuda, se fue a las cruzadas y murió en batalla. Dícese de Santa Isabel que con 20 años y tres hijos se le usurpo el trono y fue desterrada, no obstante, poco después el rey de Hungría le devolvió sus bienes con los que construyo un Hospital y empezó el camino de la caridad, allí se dedicó a los pobres y enfermos y empezó a tener visiones.

El 17 de noviembre fallece a la edad de 24 años. Cuatro años más tarde, el  Papa Gregorio IX  la canoniza .  El culto a Santa Isabel se extendió muy rápidamente justo después de su canonización, adoptándose en territorios germánicos, húngaros, polacos y checos. 

Santa Isabel suele comúnmente representarse como una dama vestida con ropas reales y corona cargando un cesto lleno de rosas. Esto es una alegoría al milagro de las rosas que ocurrió cuando estaba obsequiando pan a los pobres y fue sorprendida por su cuñado Conrado de Turingia. Para que no tuviese que mentir, o fuese castigada por el noble germánico, según la leyenda Dios hizo convertir el contenido del cesto en rosas. Sobre sus milagros, cuenta la tradición que un leproso acudió a su castillo en busca de ayuda. Ya sin fuerzas para tenerse en pie, el pobre hombre quedó tendido en el camino, exhausto y dolorido. Y allí lo encontró la santa, que no teniendo otro sitio donde alojarlo, lo llevó a su palacio y lo acostó en el lecho matrimonial.


22- Entrevista Francisco Crespi (constructor de la Iglesia)

Llegó inesperadamente Luis y al saber lo ocurrido, corrió furioso a su alcoba para increpar a su esposa. Sin embargo, al llegar, vio que en su cama no había un leproso sino un gran crucifijo ensangrentado, hecho que lo dejó completamente conmovido. 

Si bien se festeja su día el 17 de noviembre, por decisión del a arquidiócesis de Santa Fe, se decidió festejar su patronato el 19 de noviembre.


Descripción de la Capilla por Hugo Darìo Viñuela

De fachada sobria pero elegante, presenta una imagen vertical; elevada dos escalones para su ingreso con arco de medio punto en forma de nicho a modo de atrio, se encuentra la puerta de entrada de dos hojas con herrajes de hierro, enmarcada con una pilastra de cada lado y sobre ella un arco colonial en forma de dovelas conformando un tímpano vacio sobre el dintel de la puerta. Se caracteriza por una torre lateral ( campanario ) de base cuadrada, que se eleva a 14,50 metros; su parte superior está horadada por aberturas de medio punto en cada paño que dejan ver la campana, remata el techo de tejas coloniales a cuatro aguas y finaliza con una cruz. Tiene una sola nave y su altar, remarcado por un gran arco, está elevado en dos escalones. Es de mármol de Carrara y contiene tres imágenes de gran tamaño ( de izquierda a derecha ): Sagrado Corazón de Jesús, Virgen del Rosario en el centro y la Patrona del pueblo, Santa Isabel de Hungría, colocada al costado sólo por una cuestión de tamaño y armonía visual. Al comienzo de la nave, en su lado izquierdo, se encuentra la pila bautismal también de mármol y tapa de metal. El cielorraso es de madera, está sostenido por vigas curvas y rectas que le dan un gran encanto al espacio; su piso es de mosaico rojo. En la parte exterior cada paño del costado tiene dos ventanas; sosteniendo la construcción están dos contrafuertes de cada lado y su techo es a dos aguas con tejas. La capilla mantiene las características coloniales, paredes blancas y techo rojo de tejas; puedo decir que es de extrema simpleza armónica y que se yergue en un espacio abierto que permite apreciar todas sus perspectivas. Las Instituciones deportivas

Las instituciones deportivas son la base de la conjunción de lo individual con lo grupal. Es una simbiosis entre dos aspectos y en la cual valores, ideas, energías conjuntas se suman en pos de un bien general. La pasión deportiva esta arraigada en lo mas ìntimo del hombre, en el pueblo esa pasión se sentirá con gran fuerza a fines de la década del 30 y ese ardor servirá de base para la creación de los diferentes clubes.

Independiente Foot Ball Club

El primer club se creo allá por 1930 y se llamo club Independiente Football Club, siendo disuelto en el 49 para a darle lugar a la actual Club Atlético Liverpool. Fueron casi 20 años muy fructíferos. Si bien no llegó a tener personería jurídica, siempre estuvo compitiendo con su equipo de fútbol en las ligas regionales, que en ese tiempo formaban, San Justo, Videla, Cayastacito entre otros. Sentó las bases de las futuras instituciones deportivas que sobrevinieron, pasando por Liverpool, el club transporte y el equipo de fútbol denominado el plomazo. Por documentos orales conocemos los integrantes de su primera comisión formada por Marcelino Fontanini como Presidente y entre sus jugadores sobresalían el cholo Zuliani, Hugo Panizza y Aniceto Gómez, hijo de Damián Gómez. El Club tuvo una fructífera actuación en los primeros grandes torneos realizados en la zona. Época de gran pasión por el fútbol en todo el país, Nare no escapó a esta inercia futbolera, creando así el Independiente Foot Ball Club, de gran arraigo en la comarca y a su vez muy conocido en todo el departamento San Justo y aquellos clásicos con el Club de Cayastacito. Se contaba que en aquellos primeros partidos de fútbol, el público que asistía lo hacía en gran número y su aliento era estruendoso.


No se sabe a ciencia cierta porque dejó de existir, pero las inferencias nos hacen ver que la mayoría de los creadores de él serían los integrantes del futuro Club.

Club Atlético Liverpool

Fue practicamente la continuación de la anterior entidad deportiva, pero con un tinte legal; logrando una desarrollo en pocos años extraordinario. El acta de fundación nos muestra el objetivo de este grupo para llevar adelante el proyecto. Dicese que el nombre Liverpool salio al azar, al ver unos rieles ferroviarios que tenían dicha inscripción, es fácil pensar que estos rieles eran provenientes precisamente de esa ciudad inglesa que abasteció de metros de acero a todo el mundo. El tema del nombre fue complicado para darle legalidad, puesto que se estaba en una época donde el Presidente Juan Domingo Perón había nacionalizado sectores importantes de la economía y se buscaba desde la educación, como de la política que todo lo creado en el país sea de nombre español. El 29 de octubre de 1949 se crea el acta fundacional que dice que los colores oficiales serán camisa blanca con cuello y bolsillos azules. El estatuto constaba de 84 artículos 24. Firmaron esta acta entre ellos Hugo Panizza, Aníbal Zapana, Oscar del Valle, Alfredo Fanton, Pedro Traverso. Entre sus finalidades tenia la de fomentar todos los deportes en general y ofrecer espectáculos deportivos y sociales, excluidos los juegos de azar. A su vez, hacia hincapié en sus fines deportivos desentendiéndose de toda tendencias políticas, religiosas o sectarias. No obstante, era menester tener una cifra de socios mayor a 15. Se fija las características de los socios en 4 honorarios, activos, socias y cadetes y se dice que los activos tengan no menos de 18, los cadetes no excedan los 18. El reglamento interno especifica que las funciones de la CD serian de dos años pudiendo ser reelectos renovándose la totalidad cada periodo gubernativo, y para llegar a dichos puestos los requisitos eran la mayoría de edad y un año de asociado.


23- Ministerio de Justicia y Educación, notificación, Santa Fe, enero, 1951.

El 5 de septiembre de 1950 se hace oficial la compra de los terrenos para la construcción de la sede social.Dichos terrenos del club fueron vendidos por Guerino Luís Scotta y constaba de un área total de 10.000 metros cuadrados. La cifra de compra era de unos cuatro mil pesos. Sorprendente fueron las cifras de socios que batieron todos los records posibles, el primer balance anual de 1950 nos describe 138 socios varones, 72 socias damas y 28 socios cadetes, contabilizando un total de 238. Aquella primera comisión deportiva estaba formada por:

Presidente Hugo panizza  
Vicepresidente Oscar Antonio Del Valle 
Secretario Aniceto Gómez

Prosecretario Anibal Zapana Tesorero Pedro Traverso Protesorero Ricardo Bongiovanni Vocales Alberto Barale, Alfredo Fantón, Juan Segovia, Francisco Rivero, Victorio Romero. Controlador de cuentas Juan Durdos y Jose Angel del Valle. Confrontando la información censal de la época, descubrimos que el 80% de los habitantes eran socios entre honorarios, activos y cadetes. El 16 de enero de 1951 fue expedida la nota por la cual se da la personería jurídica a la institución deportiva 23. De ahí en adelante se vió en el pueblo eventos organizados en el club, desde grandes fiestas populares, torneos de fútbol, casamientos y hasta cumpleaños de quince.

Club Transporte

Iniciada la última década del siglo XX un grupo de personas, crean una nueva entidad deportiva, no teniendo personería jurídica, ni predio propio logró competir en los torneos regionales La comisión s e reunía en la casa de Gladis Restelli, conformando la agrupación en paralelismo diez años al club Liverpool.

24- Club Liverpool, actas, Nare, Octubre, 1949. Su tarea fue fructífera y logró acaparar gran parte de personas que necesitaban un cambio, pero no ha logrado permanecer en el tiempo.

La comisaria

Ante la falta de documentación escrita, según relatos, se tiene conocimiento de un primer agente policial en el año 1917 de nombre Juan Fernàndez. Al igual que varias instituciones del pueblo, su ubicación fue cambiando constantemente hasta que en la última década del siglo XX se construye su actual emplazamiento. De acuerdo con lo recabado, tenemos constancias de 1939 al 1948 lo hizo en la casa de la familia Gamboa, del 48 al 69 en la propiedad de Carlos Coquio, luego en la casa del señor Fontanini hasta el actual emplazamiento 25.

Gamboa Mario, entrevista, Nare,20 de marzo,2010.

NOMINA DE AGENTES POLICIALES

Juan Fernández Eusebio Fernández Laureano Leiva Felipe Gamboa Francisco Fernández Martin Vega Virgilio Vega Virgilio Gomez Cornelio Lencina Andres Zabala Francisco Pereslindo Jose Gòngora Francisco Peñalva Carlos Coquio Carmelo Sanchez Carlos Castaño Mario Camilo Gamboa Norberto Cesar Quiroga Martin Gonzalez Rolando Claria Anacarsis Acevedo Roberto Ocampo Rodolfo Rosas Luis Pueyo Hector Olloco Simon Viale Sergio Rica Jose Luna Jorge Bortule Silvio Mendoza Alberto Cassina Alfredo Pieroni Ariel Fernando Quetgles Mario Gamboa (hijo) Pedro Gomez Marcelo Carlos Fernandez Guillermo Ardisana Daniel Hernan Franco



Sociedad Cooperativa Limitada Tamberos de Nare

Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios, generalmente en el contexto de la economía de mercado. Su intención es hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada. La diversidad de necesidades y aspiraciones (trabajo, consumo, crédito, etc.) de los socios, que conforman el objeto social o actividad cooperativizada de estas empresas, define una tipología muy variada de cooperativas. Hay dos tipos de Cooperativas de servicios agrícolas: las cooperativas de suministros y las cooperativas de mercado. Las primeras abastecen a sus miembros con insumos para la producción, como semillas, fertilizantes, fuel y maquinaria. Las segundas se establecen para transformar, empaquetar, distribuir y hacer marketing de sus propios productos agrícolas (tanto cosechas como ganado). Los granjeros también utilizan cooperativas de créditos como fuente de financiación tanto para el pago de mano de obra como para las inversiones. En ese marco globalizador, nace nuestra cooperativa, inscripta en la dirección de cooperativas del Ministerio de Industria y comercio de la Nación, el día 8 de octubre del año 1946 bajo matrícula numero 1334 acta 2060 obteniendo la personería jurídica el 28 de diciembre de 1948 26. El estatuto constaba de 44 artículos en las que sentaban las bases de sus deberes y obligaciones y las cuestiones para las que fue creada. La finalidad de la cooperativa era la elaboración industrial de los productos de sus asociados y la venta de los mismos, como así mismo, la producción en estado natural en los mercados de consumo interno y externo. Para ello serán establecidos usinas apropiadas y depósitos para la venta. Pero no solo quedaba en estos puntos, la cooperativa tenía fines muy bien especificados y de los que inferimos en su estatuto. La cooperativa apuntaba controlar la producción lechera de la región, ayudar en elementos de trabajo y herramientas de tambo. A su vez hacia hincapié en la creación de una biblioteca para tener al día los temas del campo y formar a sus socios.




26- Archivo histórico de Nare, Acta cooperativa, diciembre, 1948

Sus primeros integrantes y estatutos

El trabajo coperativo fue tan exahustivo y controlado, que de ellas tenemos registros hasta su cierre. Entre sus primeras actas encontramos un ahínco importante para la creación y la ubicación de la futura cremería, todas las fuerzas están encaminadas hacia ello, sus primeras reuniones se hacían lo lunes y los jueves a las 20.00 Hs. Reuniéndose la CD una vez por mes. Quedo determinado que el cierre económico se cerraría el 30 de junio de cada año.

La sociedad fue conformada con un capital inicial de 30 mil pesos y para ser un asociado hacia falta ser tambero radicado dentro de la zona de afluencia de y entregar la totalidad de la producción a la sociedad sin limitación alguna. Se elegiría un presidente y vice, tesorero y secretario que durarían en sus funciones por dos años.
Del estatuto de la cooperativa se deduce que sus precursores ya sabían muy bien sobre lo que trataban, sus líneas denotan un conocimiento elevado del cooperativismo generalizado como así también en los temas inherentes a la producción lechera. 

El balance 1950 nos muestra que la cooperativa se encontraba en una situación de holgura económica y así lo expresaban junto con un par de cuestiones del balance general tales como la futura construcción de la casa para el empleado, la leñera y el alambrado 27. Contaba con un capital de 50.800.000 $ con un excedente de 6.410.420 $ y habiendo 71 socios activos. Siendo la grasa butirométrica y la caseína los productos mas vendidos y de primera calidad. Formaban parte de la comisión directiva de ese año: Presidente Pascual Trento Vicepresidente Guerino Scotta Secretario Felix Ramazzotti Tesorero Ceferino Lascurain Consejero Titular Rodrigo Morales Consejero Titular Consejeros suplentes Felipe Delgiudice, Angel Restelli y Manuel Bonin Síndicos Jose Echagüe y Santos Scorti

27- Archivo histórico Comuna de Nare, actas cooperativas, julio, 1950.

La afiliación de cooperativa a la fábrica Sancor, será fuente de importantes ingresos año tras años el capital va ascendiendo llegando el periodo 53/54 a 140.101.090 $. De los que 81.600.000 provenían de la producción vendidas a Sancor, junto a la lista de asociados que llegaba al centener de personas. En 1955 tenemos como presidente a Ángel Restelli, vicepresidente a Domingo Cardelino, secretario Antenor Marchetto, tesorero, Felipe Orduna, y Vocales: Luís Bortoli, Manuel Bonin, Andrés Erard, Julio Restelli, José Echagüe.

El final de un ciclo

La cooperativa deja de funcionar concordante con el derrumbe que se venia produciendo en la empresa Láctea en todo el país, sabemos que en la historia y las sociedades todo tiene que ver con todo y en ciencias sociales se llama proceso e historia integral e integrada, lo que quiere decir que su cierre tiene que ver con el decaimiento que empiezan a tener los pequeños y medianos productores y las cooperativas dependientes de industrias lácteas que poco a poco iban siendo acaparadas o fusionadas en grandes grupos empresariales típicos de la década del 90 en nuestro país y los cuales buscan el máximo beneficio y menos costos. La disolución de la Cooperativa marca una impronta muy negativa en el pueblo, lugar de grandes decisiones y a su vez factor de pujanza para el pueblo, coincidente con la concentración y centralización de las empresas y los tambos cierra sus puertas.


El dispensario

El centro asistencial fue creado en 1951 en la casa perteneciente a la familia Muga, trasladándose el 13 de noviembre 1980 al local que ocupa actualmente. Su primer Comisiòn Directiva se constituyò en 1963 y estaba presidida por Sarah Picaso de Parera secundada por la señora Origgi de Rivero, Robledo de Zapana, Pascual Mangini, Francisco Rivero, Lorenzo Lìmito, Albina Restelli, Mario Restelli, Italo Guisono, Ceferina Allasia. Desde aquellos tiempos hasta la actualidad prestaron sus servicios: Lucrecia Alzugaray, Alberto Castro, Belkys Gianassi, Cristina Moragues de Petit, Raquel Beatriz Berga y Miguel Angel Mendoza.

Del fin del servicio de transporte de pasajeros hasta nuestros días o apreciaciones de ayer y hoy

Atrás quedó la prosperidad, ya pasó el boom , ahora la incertidumbre y el futuro son los ejes del devenir del pueblo. Una de los factores preponderantes que incidió decididamente en perjuicio del pueblo, fue sin duda el cierre del ramal ferroviario Nare-San Javier en 1962. Es por ello que no es injustificado decir que con la desaparición del recorrido de los trenes, los lugares se fueron despoblando con ellos. A comienzos de la década del 70, la zona agrícola es más importante en términos numéricos que la zona urbana. 10 años después, la merma es más pronunciada, los guarismos nos muestran 593 habitantes de los que 272 son de la zona urbana y 321 de la zona rural, a su vez las viviendas en la zona poblada son 96 y las rurales 110 viviendas. Coincidente con el censo llega la energía eléctrica en el mes de julio y luego de tantas idas y venidas se inaugura el centro asistencial el 13 de noviembre de 1980 mas conocido como el Dispensario. En resumidas cuentas 30 años después del primer censo, las cifras nos muestra un leve ascenso de la población 623 habitantes. Contándose las viviendas en 226, 161 ocupadas y 58 desocupadas 25. De aquí hasta la actualidad la población varia en sentido descendente, dando el último guarismo 314 habitantes. De los 18 pueblos que integran el departamento San Justo Nare se encuentra en una línea intermedia entre las ciudades con más habitantes y los pueblos definitivamente pequeños, tal es el caso de San Bernardo con 105 habitantes. En la actualidad el pueblo consta de 10 manzanas las cuales no tienen nombre, existiendo el proyecto para nombrarlas.

25- Centro de Estadísticas y Censos, Boletín censo nacional , Santa fe, Agosto 2001.


Aquí vemos claramente como a partir de la década del 70 hasta nuestros días la población va mermando significativamente, a partir de allí, las conclusiones son relativamente lógicas. Si bien la gente se arraiga en el pueblo, los adolescentes se encuentran con escasas posibilidades laborales al concluir sus estudios primarios, teniendo que indefectiblemente hacerlo en ciudades cercanas, lo que conlleva un alejamiento y la apertura hacia nuevos rumbos en la vida de cada uno.

   La segunda conclusión tiene que ver con los ferrocarriles, el único medio de transporte de mercaderías y personas deja de prestar sus servicios, y con ello el pueblo entra en un deterioro notable.  No sucedió lo mismo en aquellos poblados a la vera de las rutas nacionales y provinciales que crecieron en vez de ir poco a poco desapareciendo. Es así que la zona pasa a  ser un lugar poco apetecible tanto para jóvenes, adolescentes y hasta para proyecciones futuras.

A favor del terruño y de su gente que tanto aprecio, creo fervientemente que el pueblo tiene un potencial importante, su zona agrícola ganadera, con fabulosas tierras, la cercanía del río y la tranquilidad de la zona. A futuro, las políticas de integración son una herramienta esencial para devolverles a los pequeños pueblos su florecimiento. El ferrocarril podría ser un factor importantísimo en un futuro más cercano


Tercera parte

Los años dorados 1940-1970

Durante la década del 40 al 70 el pueblo vive un florecer del pueblo, tanto en materia edilicia, como así también, educacional y económica. Sobre este tema, lo trataremos con mayor minuciosidad en la segunda parte. Este auge que se vive en el pueblo, es simultáneo al momento de esplendor que atraviesa nuestro país impulsados por el fantástico precio de los granos y las carnes debido a la segunda guerra mundial. La balanza comercial daba excedentes muy interesantes siendo nuestra zona muy pròspera en tierras, se darà un momento de gran bonanza económica lo que se refleja en la creación de la Iglesia, futura Escuela, instituciones deportivas y cooperativas, como así también, un sinfín de actividades menores impulsadas por este auge econòmico. Esto no solo se lo ve en la construcción de la Iglesia y en la futura escuela, sino también los números, estos no fallan y muestran como va ascendiendo la población, atraídos tal vez por los buenos rindes de las cosechas y las posibilidades de trabajos o la prospera situación que se vive en la zona.

Hay  que recalcar que el departamento San Justo recibió en esta etapa  gran flujo inmigratorio interprovincial. Vemos que la creación de la cooperativa nace con fines societarios, pero también impulsados por el buen precio que están teniendo los lácteos y la fuerte demanda que se tenia de ellos. Asimismo, la creación del Club Atlético Liverpool nos muestra la magnitud y el ahínco que el pueblo demostraba por los eventos deportivos. Los guarismos nos informan  que el 70 % del pueblo era socio activo del club, esto muestra a las claras una pujanza en todo nivel y es por ello que también al hablar del momento más álgido del pueblo, también una vez pasado el boom, todo comienza a descender, y el paso del tiempo, así lo explica.

Recién para 1947 que tenemos datos fiables de la población, los guarismos muestran la siguiente cifra: 346 habitantes, siendo 182 varones y 164 mujeres. 14 años después, coincidentes con el boom del pueblo y la creación de la iglesia, cooperativa, Club Liverpool, el censo de agosto de 1961 nos muestra que había 1072 habitantes, siendo 581 varones y 491 mujeres y 35 extranjeros dentro de ellos 15.

Las matemáticas son exactas, el momento de esplendor se da entre las décadas del 40 al 70 y concide con la etapa sustitutiva de importaciones16 a nivel nacional, pero asì también, con la etapa màs prospera de los ferrocarriles en nuestro país. El pueblo había crecido 3 veces sobre sus posibilidades y había pasado la gran inundación del año 1966.


15- Centro de Estadísticas y Censos, Boletín censo nacional , Santa fe, Agosto 1961.

Para mediados del siglo XX se realiza la construcción del busto de San Martín en la plaza del pueblo, embelleciendo el inmobiliario urbano y  se construye la nueva escuela con fondos de los planes quinquenales de Peròn 17.  

Mas adelante, se inaugura la feria, se construye el monumento en conmemoración a las madres y se recibe dinero del gobierno provincial para la construcción del juzgado de paz y una comisaría.

A comienzos de la década del 70  y en vistas de seguir la ruta del progreso se planifican los primeros planos para la electrificación del pueblo y por aquellos tiempos, la vida cultural y social eran muy importantes y uno de los  lugares de divertimento popular lo eran las  fiestas  en las pistas del ¨Amanecer¨, ubicada en la Casa de Marciano Chena e inaugurada allá por el año 1961. Este lugar de concentración esperaba con devoción la llegada del fin de semana para bailar al ritmo de la música de la época. Grandes personajes de nuestro acontecer musical nacional tales como Horacio Guaraní,  Tarrago Ros, Leo Dan y  Gasparin fueron artífices de noches imborrables.
 Para estos artistas, Nare era un paso obligado dentro del departamento San Justo. Siguiendo con una clara intención de renovar el pueblo,  a principios de 1971 comienzan las construcciones de la Avenida del pueblo y en  1973  comienzan los  trabajos de confecciòn del estandarte del pueblo. 


Resabios de aquellos años dorados


Durante estos años, han acontecido momentos que me es imposible dejarlos de lado. El paso de Eva Duarte de Perón en 1948, los trabajos en la zona agrícola, la plaga de langostas que asolò los campos por el 50 y las noches en la pista de baile el amanecer y los recordados corsos por sus calles..


La vida en el campo a mediados del siglo XX

Las  primeras  producciones agrícolas eran tiradas a base de bueyes y rastras. Aquel viejo arado llamado mancera, con la cual se roturaba la tierra para removerla, sembrando a mano . Luego la cosecha se cortaba con la guadaña.

16- Romero, Luis Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, Bs.As.1998.P 142. 17- Kosacoff, Bernardo y Aspiazu, Daniel La industria argentina: desarrollo y cambios estructurales, Buenos Aires, CEAL, 1989.P 67

Los primeros  cultivos de la zona fueron la cebada, centeno, trigo y girasol, llegando a predominar  en nuestros días la soja como en el resto de país debido a la demanda externa y la gran rentabilidad lograda por los agricultores. ¿ Como se trabajaba? ¿ Como se llevaba la mercadería?  Los productos de la cosecha eran acarreados al puesto en carretas por tres yuntas de bueyes. El trigo, la cebada y el centeno se juntaba haciendo parvas de gran altura por medio de horquillas y guinches especiales para luego obtener el grano. Por aquel entonces, llegan a nuestra zona las primeras màquinas trilladoras a vapor

Paralelamente aquellas grandes cosechas de trigo, no se libraron de la gran plaga que se expandió por todo el país. En principio, los métodos para combatirlos fueron bastantes rudimentarios, se componían de unos chapones, utilizados como barreras de 1,50 mts de largo, por 0,50 mts. de ancho, unidas por un clavo y enterradas en la tierra formando una especie de cerco contra la plaga, no obstante, estos métodos, no amedrentaban el vendaval de langostas. Finalmente por plan nacional llevado a cabo por el Ministerio de Agricultura durante el gobierno del Presidente Juan Domingo Peròn se extermina definitivamente la devastadora plaga, mediante la fumigación masiva vìa aérea y terrestre el año 1953.


Evita y su paso por Nare en 1948

De los sucesos polticos que vivió el pueblo, el paso de un tren especial que recorría el país, en representación del gobierno , la señora Eva Duarte de Peròn, que constaba de una formación de cinco vagones con prendas y juguetes que fueron repartidos al azar al centenar de persona que acudió a verla. Meses más tarde llega a la escuela una donación con ropa para distribuir a los alumnos de menos recursos.


Aquellas fiestas

Por aquellos tiempos la vida cultural y social eran muy importantes y uno de los lugares de divertimento popular se sucedieron en las pistas del ¨Amanecer¨, ubicada en la Casa de Marciano Chena e inaugurada el año 1961. Este lugar de concentración esperaba con devoción la llegada del fin de semana para bailar al ritmo de la música de la época. Grandes personajes de nuestro acontecer musical nacional tales como Horacio Guaraní, Tarrago Ros, Leo Dan, Millan Medina y Gasparin fueron artífices de noches imborrables. El mismo local fue escenario de los radio teatros al aire libre, con obras que se transmitían por radio tales como: hormiga negra, mate cocido y Nazareno cruz y el lobo entre otros, desarrollados por la compañía Laborde. Destacabase en estas fiestas el sonido y la iluminación de Don Vivas, el dee jay de la zona, con sus discos de pastas deleitaba a los concurrentes. Paralelamente la pista de baile del Sr. Zapana desarrollaba actividades similares, incluídas las funciones de cine. Tiempo después, las famosas comparsas que deleitaban al pueblo, se recuerdan las comparsas Do Banana, Naremba y Gu Gus comformada por ( Gloria Chafras, Margarita Ferreyra, y sus integrantes Edgardo Nasimbera, Erica Aguiar, Mercedes Rarmos Mauricio Gamboa.



2 historias extravagantes y algunas vivencias

Como en la vida, la TV, los pueblos también tienen sus personajes, gente de carne y hueso que eran queridos y muy apreciados por el pueblo por sus excentricidades, pero a su vez por la calidez de la persona, evocare aquí solo 3 historias de estas personalidades, 3 historias extravagantes diría Carlos Cipolla, un historiador que a partir de la historia diminuta o la microhistoria hace una historia global, pero siempre comenzando con anécdotas que aunque parezcan superfluas hacen al todo. Son varios los personajes que pasaron por la vida de Nare y que yo recuerdo, pero la investigación solo me permitió hablar de los mas representativos, no obstante, tendremos que dejar para la posteridad o algún otro escritor aquellos personajes conocidos como el turco Rachid, Hilo Blanco-Hilo negro, Don Benitez.

Las anécdotas, historias mínimas  para una población como la de estos pueblos pequeños es como volverlos a revivirlos.






Narciso Ñañes ¨ Chinú ¨

Tipo cómico si lo hay, de contextura pequeña pero risa alegre, cabellos negro oscuro y de tez tostada por el sol, pero muy querido por todo el pueblo, hombre de confianza que escasean en los tiempos presentes. Solía pasarse por el pueblo con una carretilla y un bolso, no tenia casa ni lugar donde quedarse, pero nunca le falto donde dormir y comer, no obstante nunca pedía, pero siempre recibía de todos. Habitualmente se lo veía en la concurrida estación de tren. Aquellos eran tiempos en los que la estación era de gran afluencia de gente, y por ende, el como no podía ser estaba siempre en el meollo. Sus últimos años los paso en una casilla vieja en el bañadero comunal, acompañado de un puñado de perros que siempre merodeaban su lugar. Personaje de aquellos que siempre sacaba una sonrisa tanto a grandes como a pequeños, el llevaba su humilde vida de una manera muy peculiar, con sus cosas y sus historias el acompañaba los amaneceres y atardeceres del pueblo y se lo vio en mas de un fogón y fiestas populares siendo el centro de la fiesta. Era el primero que todo el que venia a Nare veía e imposible que pasara desapercibido. Su fin fue tan solitario y extraño. En 1982 fallece y su velatorio fue costeado por la comuna. Sin tener familiares, ni familiares que se hicieran cargo, su entierro fue uno de los más concurridos en el pueblo. Que paradoja, el hombre sin familia, al fin y la cabo, dejo un sello que fue difícil de olvidar. Sus anécdotas y vivencias más de uno las tendrá guardadas en su corazón.

Damián Gómez

Personaje ducho en las actividades manuales. De profesión peluquero, con grandes dotes de oratoria. Aunque en su vida decía haber hecho todos los deportes, poco se les han conocido. Amable en el trato y gran cuentista, tenia un don innato para relacionarse con la gente, atrayendo con sus cuentos, fabulas e historias inverosímiles. Siempre atento con su coche rugbi de aquellos doble faetón de la década del 20. Hay que proyectarnos a esa época, donde en Nare pocos coches circulaban, el con su rugbi, era como el Príncipe de Asturias.

Su vida fue de fantasía, pero siempre lo hacia con alegría y optimismo, decían que escuchar sus relatos o lo que contaba entusiasmaba tanto a la gente que siempre estaba en un lugar, todos acudían para escuchar sus anécdotas. Ya quedaron atrás aquellas viejas fiestas populares, pero los recuerdos imborrables de esas festividades todavía quedan en la retina de cada uno de sus  actores.  

Infinitas son las anécdotas que se cuentan de él, tan irreales como creibles. De su coche sabemos tantas historias como los años de que vivió, aquí solo intentamos recordar aquel personaje inusual para un pueblo tan pequeño.


Nare, sólo una mirada


Qué son 10,15 0 25 años en el tiempo -nada- pero si se trata de un espacio vivido en este pueblo todo adquiere otra dimensión y es gratificante recuperar los momentos pasados. Hoy me hace feliz recordar a ¨ mi comarca de entonces ¨ con hechos fugaces, para algunos quizás intrascendentes; personas y personajes que sólo son importantes para los lugareños y que marcan el perfil de este lugar. Por ello, no pretendo hacer un racconto exhaustivo, ni citar cronológicamente los acontecimientos cotidianos, solo incentivar a recordar y que cada uno que lea estas líneas pueda agregar su propia historia. Cada pueblo tiene voces que hablan en su nombre y quedan grabadas en la memoria, voces que llegan y alimentan las vivencias de quien ahora escribe. Así recuerdo que desde muy niño escuchaba con intriga el relato contado por los integrantes de su familia sobre Clemente Mendoza.

Hacia la segunda mitad del 1800   mientras recorría el campo un grupo de aborígenes lo secuestró, los primeros días lo estaquearon y cada vez que lo dejaban libre, se escapaba; Como consecuencia utilizaron un  recurso más  efectivo, le cortaron la planta de los pies. Tuvo que convivir con  los aborígenes y el Cacique le ordenó formar una pareja con una joven india con  quien tuvo 8 o 9 hijos. Para poder regresar le pidieron al Cacique permiso para salir de la tribu y Clemente Mendoza logró al fin llegar a   Nare con su mujer y sus hijos.

Mi abuela Rosaura quien vino de España con su familia a comienzos del 1900 me contaba que cuando los aborígenes venían al pueblo, el abuelo que tenía un almacén de ramos generales, con el fin que no le roben les daba una potranca para que comieran. Ella me explicaba que la abrían por la panza, le extraían las vísceras, y colocaban brazas en su interior para que se cueza de adentro hacia afuera. Historias que encendían mi mirada, cuentos entre blancos y aborígenes, entre conquistador y conquistado, donde los primeros son los buenos y los segundos los herejes. Y todo sucedía en un día cualquiera, a la hora menos prevista, con una metodología idéntica cada vez que acontecían…Eran las últimas horas de la mañana sobre el horizonte del este, en el bajo detrás de la casa de Zuliani y el cementerio, asomaba una mancha oscura que a poco se transformaba en negra tormenta y avanzaba velozmente hacia el pueblo. Habían llegado, Estaban en todos lados. Miles y miles de insectos ortópteros saltadores, por esos años nuestra plaga nacional: la langosta. No recuerdo el tiempo que permanecían en el lugar, para mi como niño era interminable, debo decir que en mi ha quedado como un hecho único, irrepetible y mágico. También los sonidos…El continuo repiquetear de las campanas de la estación del ferrocarril irrumpían en el silencio pueblerino señalando la llegada del tren de pasajeros que iba al norte. Lunes, miércoles y viernes, a las 10.15, hora de arribo; todos los del pueblo de alguna manera lo esperaban, algunos para viajar a San Justo, otros a Tucumán. Lo curioso era esperar al revistero a quien gran número de personas le compraban diarios, revistas, números de lotería y yo de vez en cuando adquiría ¨mundo infantil o Billiken ¨ para la escuela. Algunas siestas de verano tenían un sabor particular, cuando desde el norte por la calle de la escuela se escuchaba el parlante del heladero anunciando su producto. Llegaba desde San Justo, no traía variedad de gustos pero eso no importaba para nosotros, eran un manjar, podíamos comprar unos palitos que hoy existen todavía y otros la ¨vedette¨ de los helados - por cierto mas costoso - el vasito de dos sabores con tapita de cartón. Quien de mi generación no recuerda al turco Azat, creo que venía de Emilia con sus proyecciones de películas al aire libre. Se proyectabana en la pista de baile de zapana una o dos veces por mes; el programa era siempre igual: dos películas, la primera de relleno y después un intérvalo donde se podían comprar bebidas y golosinas en el bar preparado para la ocasión. La segunda parte comenzaba con el noticiero ¨Sucesos Argentinos ¨, luego las colas ( avance) de la siguiente películas que veríamos en la próxima proyección y por último la gran película de fondo. Como olvidar cuando se dió por primera vez una película prohibida para menores de 18 años, suscitó un revuelo de opiniones en los habitantes, no recuerdo el nombre de la película pero la actriz era la Coca Sarli, se bañaba desnuda en las aguas de las Catarata del Iguazú y en la pantalla aparecía un enrejado de circunferencia sobre la imagen, a modo de censura. Que agradable eran, algunas noches serenas y cálidas escuchar desde el patio de mi hogar las melodías ejecutadas en el piano desde su casa por China Echague, no puedo precisar por mi corta edad, si eran tangos, valses, temas folklóricos o clásicos, pero si puedo decir que han quedado en mi memoria como bellos sonidos musicales. Si tuviera que elegir una estampa nareense y espero no equivocarme, sería la del lechero ¨ Don Emilio Branca ¨ con su Sulki, su tacho de leche, su medidor, su bonhomía, su trato gentil, que todas las mañanas repartía la leche a las familias del pueblo. Y si voy a Nare por el camino que comienza en las tres flechas, antes de llegar a la zona urbana, al este estaba la casa de los Echague, casi pegada al pueblo, llamaba la atención porque era la única casa que tenía un altillo. Detrás de ella había una serie de galpones que la gente del pueblo comentaba que se escuchaban sonidos de personas, animales y otros haceres campestres. Era vox populi y como toda creencia popular puede tener algo de cierto, algo de fantasía y sobre todo mucha imaginación. Más allá de estas imágenes que revivó a travéz del tiempo, creo que debo citar a un grupo de personas que fueron vida y obra de este lugar y que seguirán viviendo en el recuerdo de sus parientes, amigos y vecinos … Maestros que marcaron una tendencia, un oficio y un compromiso con el verbo enseñar, yo agradezco y hago loas a Anita Gonzalez, Agustina Soler y mi Maestra Elena Raquel Iglesias de Bosso. Si te dolía el oído, tenías una herida o necesitabas colocarte una inyección, estaba en el dispensario ¨ ¨Lucre¨, siempre impecable y esa sala con ese olor a limpio. Y si hay persona que debo recordar con una sonrisa es ¨ Pire ¨ ella era el correo, ella era el diálogo, también una carta o una estampilla. Todavía cuando llego a Nare me parce que debo ir al correo y preguntar si hay carta para mi. Quizas podría seguir nombrando, destacando otros hechos o fiestas populares, pero pertenecen a la historia cronológica de las instituciones y yo sólo quise traer recuerdos, anécdotas que están ligados a las personas y al el terruño. Sólo espero, desde mi mirada, haberlo logrado.


Hugo Dario Viñuela


Mi Casa de Naré



Busco en mi memoria y encuentro nítidas imágenes de la infancia transcurrida en ella. Era una construcción de principios del siglo XX, mi familia fue a vivir, como arrendatarios de don Luis Pinasco en el año 1944, comprándola luego en el año 1952. Al frente tenía una amplia galería a la que daban, la puerta de entrada al comedor principal y los ventanales de los dormitorios ubicados a ambos lados, de ella salía un caminito de cemento, rodeado de canteros (en los que papá hacía plantar violetas, porque le gustaban mucho, también había rosales y una planta con una flor blanca muy perfumada a la que llamábamos “agua colonia”) hasta la puerta de entrada del alambre tejido que circundaba los patios de la casa, al norte patio con mandarinos,al sur con paraísos. En el contrafrente la galería estaba cerrada en ambos extremos por dos habitaciones, una era otro dormitorio, (también fue, en su momento, comedor de diario) y la otra era el baño de la casa ubicado al lado del dormitorio principal. En esta galería papá solía sentarse en un sillón de hamaca a leer, nosotros jugábamos a la “payanca” o rosarina” con carozos de duraznos, cuando fuimos más grandes leíamos, también allí; sobre la mesita que hacía juego con los sillones, Macho decía sus discursos delante de los amigos que llegaban a visitar a papá. También se tomaba mate, se cenaba, se conversaba, o simplemente nos sentábamos, ya cambiados y prolijos, a escuchar cuando mamá a la tardecita, tocaba el piano, Marta, como era más chiquita, descansaba en su cochecito. Cruzando el patio cubierto por una glicina, había otra construcción, en el centro, la cocina, al norte el lavadero, al lado un horno de barro, y al sur la despensa. Todas las habitaciones de la casa eran muy amplias, la más amplia, era el comedor principal que tenía una escalera de madera que llevaba al altillo; con dos balcones, uno daba al frente de la casa y el otro al patio trasero. En este comedor estaba ubicado el escritorio de papá y el piano de mamá, era un lugar más reservado a los adultos, a las visitas, o a la celebración de acontecimientos familiares. Casi frente al lavadero había un pozo del que se extraía el agua para el uso familiar, y cerca de allí una bamba, que se utilizaba para llenar el tanque del baño, también había un tanque para juntar agua de lluvia. Otro recuerdo relevante de la casa de Naré es el Palo Borracho, que estaba situado en una quinta de árboles frutales ubicada al norte de la casa, en ese árbol papá probaba la puntería, y seguramente los visitantes de hoy, aunque la casa ya no está, puedan ver en su tronco las marcas de las balas. Nuestra infancia transcurría sin sobresaltos, jugando, leyendo, estudiando, y disfrutando los permisos para ir al pueblo, para compartir juegos o paseos en la plaza lindera a la iglesia, con nuestros amigos de la escuela.


Mariel Echague


Almacenes de ramos generales de Làzaro Viñuela y Eugenio Del Valle


Llamados asì por la variedad de rubros comerciales que abarcaba; se convirtieron en verdaderos puntuales de crecimiento de los pueblos. Sucesores de las viejas pulperìas y antecesores de los modernos supermercados, que ocupa un lugar preponderante en los recuerdos de mi infancia.

En este pueblo fueron dos; el primero, a su llegada de España en 1900, fue de mi abuelo Làzaro Viñuela y su esposa Rosaura, que despuès de estar en Cayastacito, luego en Narè Viejo ( hoy Miguel Escalada) se radicaron en este pueblo en los primeros años del siglo XX. Allì comenzaron con el almacèn y fueron progresando en el comercio y la construcciòn del edificio en el centro de este pueblo y a una cuadra de la que es hoy Estaciòn del Ferrocarril.

Edficio que se mantiene con una fachada sin modificaciones a la fecha, luciendo sòlido, austero y de paredes gruesas y en el lìmite del terreno. Al frente habìa dos surtidores de combustibles de color azul y blanco, accionados a mano para el expendio de nafta y querosene.

Recuerdo el palenque que marcaba el lìmite entre la vereda y la calle polvorienta donde la gente del campo ataba sus caballos. Al trasponer el umbral el umbral nos abrazaba el aroma de los embutidos, de los quesos, del cuero de los aperos, mezclados con el humo de los cigarrillos armados que fumaba los peones acodados en el mostrador tomàndose unas cañas.

El piso era de baldosa roja y de madera en la parte del sótano, tal como hoy se conserva. Sobre la pared, con una altura mayor de cuatro metros, una gran estantería de madera de color marròn, y en la parte inferior, cajones con tapas con bisagras donde se guardaba toda la mercadería suelta, arroz, fideos varios, azúcar en terrones, harina, que se expendìan en paquete armados con papel de estraza.

El mostrador era todo largo del salón, y al comienzo, frente a la puerta de entrada, estaba el bar con su mostrador con cubierta de metal, y sobre la pared, el tanquecito de agua con canilla para lavar vasos, y al final del salón, la tienda.

Entre las ventanas del frente había otra estantería que tenía la loza, los vasos, la batería cocina y tambièn herramientas completando el ^stock^.

Me contaba mi abuela que al comienzo y hasta el final de la construcción del ferrocarril, le daban de comer a los ingenieros de la obra.

Tambièn decía que el vino venìa en bordalesa (barricas o toneles) y lo colocaban en el sótano, y cuando se ponìa agrio lo convertían en vinagre y de esa manera no perdían la inversión.

Una particularidad de estos almacenes fueron `` las libretas`` en las que se anotaban las Compras y se pagaba a fin de mes o al año al tèrmino de cosecha.

En la parte media del mostrador brillaba una balanza de platos cromados con su juego de pesas en su estuche de madera, al lado, la màquina registradora, que cada vez que funcionaba hacia un ruido como de campanillas.

Este lugar ha cambiado de dueños después que Làzaro Viñuela se fue a vivir a Santa Fe. Fue alquilado por el acopiador de cereales Josè Panizza y su señora Josefa Barberis, por unos años, hasta que se realizaron propia construcción, que luego, por una estafa, fue demolida.

Retoman el almacén mi tìo Esteban y mi papà Dionisio por un tiempo, luego tìo hasta 1954 que lo vende a Hermenegildo Ardisana y a su señora Juana Ibarra, en el que hoy continùa su hijo Hèctor.

Eugenio Del Valle, tambièn venido deEspaña, y su señora Avila Quijano, de Narè viejo, se instalaron a media cuadra del otro almacèn, pero con vista al ferrocarril, en una casa que hacia ochava, estilo neoclàsico, con paredes de ladrillos vistos y ventanas con rejas trabajadas.

Tenìa una puerta principal, cinco ventanas en cinco paños separados por pilastras y un zòcalo a la altura del vano y terminaba en cornisa con molduras, con vereda de ladrillos. Tenìa casi una distribuciòn similar al almacèn anterior y se vendìan los mismos artìculos.

Despuès que Eugenio Del Valle se radica en Santa Fe, queda su hijo CPN Josè Angel (pepe) y su yerno Hugo Marcelo Panizza, y cierra este negocio al casarse ya mayor para radicarse en Santa Fe. A su muerte se vende este predio a la familia Bongiovanni, que luego lo demuelen.


Hugo Darìo Viñuela










Indice bibliogràfico



Abad de Santillán, Diego, Gran Enciclopedia de la Provincia de Santa Fe, T II, Buenos Aires, 1967. Aleman, Bernardo, El problema del indio en la historia de Santa Fe, Comisión redactora de la historia de las instituciones en la Provincia de Santa fe, 1970. Alemán, Bernardo, Los calchaquíes de Santa Fe, América, Centro de Estudios hispanoamericanos, Nro. 3, Santa Fe, 1985. Archivo del Ministerio de gobierno, sección agricultura, Tomo 32, decretos 1909. Archivo histórico Comuna de Nare, Acta Fundacional, Junio, 1917. Archivo histórico de Nare, Acta Cooperativa, diciembre, 1948. Archivo histórico de Nare, Actas 1920-2008

Archivo histórico de Nare, Actas Cooperativa, julio, 1950

Archivo histórico de Nare, Actas Escolares 1910-1916. Archivo histórico de Nare, Estatuto Cooperadora, Nare, 1930 Baldaccini, Mirtha Amalia, Historia del pueblo de Monte Vera, Ladran Sancho Ediciones, Santa Fe,2008. Bialet Masse, Juan , Informe sobre el estado de las clases obreras en el interior de la Republica Argentina, Gran Buenos Aires, 1904 Carrasco, Gabriel, Descripción geográfica y estadística de la provincia de Santa Fe, Rosario, 1882. Cena, Juan Carlos, El ferrocidio, La Rosa blindada, Bs.As. 2008. Centro de Estadísticas y Censos, Boletín Censo Nacional , Santa fe, Agosto 1961.

Centro de Estadísticas y Censos, Boletín Censo Nacional , Santa fe, Agosto 1970.

Centro de Estadísticas y Censos, Boletín Censo Nacional , Santa fe, Agosto 2001. Centro de Estadísticas y Censos, Boletín Censo Nacional , Santa fe, abril, 2001 Cervera, Manuel, Historia de la ciudad y la provincia de Santa Fe, Santa Fe,1907,TI. Ciria, Alberto, Perón y el justicialismo, Siglo XXI, Bs.As, 1971. Pag 56-57 Club Liverpool, Actas, Nare, Octubre, 1949. Comisión de Obras Publicas, Mapa provincial de tierras, Museo Rosa de Piva, San Justo, Santa Fe. Consejo Nacional de Educación, inspección técnica, Santa Fe, Junio, 1933.

Consejo Nacional de Educación, inspección técnica, Santa Fe, octubre, 1982.

Chaparro, Feliz,los guaycurùes, Rosario, 1947. Damianovich, Alejandro Breve Historia de Santa Fe, Litar, Santa Fe,1988.Pag 103-105. Damianovich, Alejandro, Breve Historia de Santa Fe, Distribuidora litar, Santa FE, 1988. De Marco, Miguel, Historia de Santa Fe, Apis, Rosario, 1992. Devoto, Fernando, Historia de la inmigración en la Argentina, Sudamérica, Buenos Aires, 2003. Diario Santa Fe, 7 de enero de 1914, Cap 4 Pág. 9 Ministerio de Instrucción publica y fomento. Sección fomento, expedientes febrero 1934, Expediente 39-1-15. Ensinck, Oscar Luis, Historia económica de la provincia de Santa Fe, UNR editora, Rosario, 1985. Entrevista Francisco Crespi o datos aportados por el constructor de la Iglesia.

      -Floria y García Belsunce, Historia de los argentinos, Tomo II, Kapelusz, 1971, PP 240/241.

Furlong, Guillermo, Entre los abipones del Chaco, Universidad Nacional del Nordeste, Resistencia,1968. García de Gómez, San Justo, su historia 1868-1988, La casa del libro editor, Santa Fe, 1989. Gianello, Leoncio, Historia de Santa Fe, Plus Ultra, Bs. As.,1968. Gori, Gastón, Inmigración y colonización en la Argentina, Bs.As.Eudeba,1983. Idem , El indio y la colonia esperanza, Colmegna, santa Fe, 1972. Idem, La forestal, Bs. As. 1974. Idem, Diario del colonizador Enrique Vollenweirder, UNL, Santa Fe, 1958. Idem, El guardapalabras, memorial de un ferroviario, La Rosa blindada,Bs.As.,1998 José Luís Romero, Breve historia de la Argentina, FCE, Buenos Aires, 1996, Pag 56-60.

Juan Carlos Cena, El ferrocido, , la Rosa Blindada, Bs. As, 2008 Pag 56-60,
Juan Carlos Cena, El guardapalabras, memorial de un ferroviario, La Rosa blindada,Bs.As.,1998. Pag 68-73.

Kosacoff, Bernardo y Aspiazu, Daniel La industria argentina: desarrollo y cambios estructurales, Buenos Aires, CEAL, 1989. Leyes nacionales, T XIV. Vol. I 1906/1908 Cap. 4937-6287. Marta S. Bonaudo, Nueva Historia de Santa Fe, La organización productiva y política del territorio provincial (1853-1912,Protohistoria ediciones, Rosario, 2006. ),Pag. 172-180 Marta S. Bonaudo, Nueva historia de Santa Fe, La organización productiva y política del territorio provincial (1853-1912),T VI, protohistoria ediciones, Buenos Aires, 2006. Miguel Fabellotti, Historia del pueblo Videla, Imprenta oficial, santa Fe, 1983 Ministerio de Justicia y Educación, notificación, Santa Fe, enero, 1951. Peiret, Alejo, Una visita a las colonias de la República argentina, Buenos Aires, Imprenta Turbina Nacional, 1889. Romero, José Luis, Breve historia de la Argentina, FCE, Bs.As.1994. Romero, Luis Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, Bs.As.1998. Romero, Luís Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, FCE, 1994,P 37. Sandra R. Fernadez, Nueva Historia de Santa Fe, Identidad y vida cotidiana (1860/1930),T VIII, protohistoria ediciones, Buenos Aires, 2006.

Sandra R. Fernandez, Nueva Historia de Santa Fe, Identidad y vida cotidiana (1860/1930),T VIII, protohistoria ediciones, Buenos Aires, 2006. Pag. 65-69

Schvarzer, Jorge, Un modelo sin retorno. Dificultades y perspectivas de la economía argentina. Buenos Aires, Cisea, 1990.

Selección topográfica de la provincia, Tomo 288, Folio 7.

Serrano, Antonio, Pueblos y culturas indígenas del Litoral, Santa Fe, El Litoral, 1957.

Torcuato Di Tella y otros, Argentina sociedad de masas, Bs.As, Eudeba,1966, Pag 102-104.

Vilma Ester Salas, Escritos sobre la fundación de pueblos y ciudades, Archivo General de la Provincia, Pag 1-6. Wilcken, Guillermo, Las colonias, informe sobre el estado actual de las colonias agrícolas de la Republica Argentina, Bs.As.1873.


Bibliografìa complementaria


Abad de Santillán, Diego, Gran Enciclopedia de la Provincia de Santa Fe, T II, Buenos Aires, 1967. Aleman, Bernardo, El problema del indio en la historia de Santa Fe, Comisión redactora de la historia de las instituciones en la Provincia de Santa fe, 1970. Alemán, Bernardo, Los calchaquíes de Santa Fe, América, Centro de Estudios hispanoamericanos, Nro. 3, Santa Fe, 1985. Bialet Masse, Juan , Informe sobre el estado de las clases obreras en el interior de la Republica Argentina, Gran Buenos Aires, 1904 Carrasco, Gabriel, Descripción geográfica y estadística de la provincia de Santa Fe, Rosario, 1882. Cena, Juan Carlos, El ferrocidio, La Rosa blindada, Bs.As. 2008. Centro de Estadísticas y Censos, Boletín Censo Nacional , Santa fe, Agosto 2001. Cervera, Manuel, Historia de la ciudad y la provincia de Santa Fe, Santa Fe,1907,TI. Chaparro, Feliz,los guaycurùes, Rosario, 1947. Damianovich, Alejandro, Breve Historia de Santa Fe, Distribuidora litar, Santa FE, 1988. De Marco, Miguel, Historia de Santa Fe, Apis, Rosario, 1992. Devoto, Fernando, Historia de la inmigración en la Argentina, Sudamérica, Buenos Aires, 2003. Ensinck, Oscar Luis, Historia económica de la provincia de Santa Fe, UNR editora, Rosario, 1985. Furlong, Guillermo, Entre los abipones del Chaco, Universidad Nacional del Nordeste, Resistencia,1968. García de Gómez, San Justo, su historia 1868-1988, La casa del libro editor, Santa Fe, 1989. Gianello, Leoncio, Historia de Santa Fe, Plus Ultra, Bs. As.,1968. Gori, Gastón, Inmigración y colonización en la Argentina, Bs.As.Eudeba,1983. Idem , El indio y la colonia esperanza, Colmegna, santa Fe, 1972. Idem, La forestal, Bs. As. 1974. Idem, Diario del colonizador Enrique Vollenweirder, UNL, Santa Fe, 1958. Idem, El guardapalabras, memorial de un ferroviario, La Rosa blindada,Bs.As.,1998 José Luís Romero, Breve historia de la Argentina, FCE, Buenos Aires, 1996,. Juan Carlos Cena, El ferrocido, , la Rosa Blindada, Bs. As, 2008 Pag 56-60, Juan Carlos Cena, El guardapalabras, memorial de un ferroviario, La Rosa

   blindada,Bs.As.,1998. Pag 68-73.

Kosacoff, Bernardo y Aspiazu, Daniel La industria argentina: desarrollo y cambios estructurales, Buenos Aires, CEAL, 1989. Marta S. Bonaudo, Nueva Historia de Santa Fe, La organización productiva y política del territorio provincial (1853-1912,Protohistoria ediciones, Rosario, 2006. ),Pag. 172-180 Marta S. Bonaudo, Nueva historia de Santa Fe, La organización productiva y política del territorio provincial (1853-1912),T VI, protohistoria ediciones, Buenos Aires, 2006. Miguel Fabellotti, Historia del pueblo Videla, Imprenta oficial, santa Fe, 1983 Peiret, Alejo, Una visita a las colonias de la República argentina, Buenos Aires, Imprenta Turbina Nacional, 1889. Romero, José Luis, Breve historia de la Argentina, FCE, Bs.As.1994. Romero, Luis Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, Bs.As.1998. Romero, Luís Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, FCE, 1994. Sandra R. Fernadez, Nueva Historia de Santa Fe, Identidad y vida cotidiana (1860/1930),T VIII, protohistoria ediciones, Buenos Aires, 2006.

Schvarzer, Jorge, Un modelo sin retorno. Dificultades y perspectivas de la economía argentina. Buenos Aires, Cisea, 1990.
Serrano, Antonio, Pueblos y culturas indígenas del Litoral, Santa Fe, El Litoral, 1957.
Wilcken, Guillermo, Las colonias, informe sobre el estado













Indice


Agradecimientos…………………………………………………….. Prólogo……………………………………………………………… Introducción…………………………………………………………

Primera parte Desde sus orígenes hasta 1940

I -Consideraciones generales del proceso de organización del territorio nacional. II -Acerca de la fundación de pueblos y colonias. III-Sobre la fecha de fundación.

IV-La   vida en el campo y la zona.
V-Desde los abipones hasta la primer comisión de fomento.

VI-Sobre los primeros jefes de estación. VII-Recreando las primeras décadas del siglo XX

      Nare y el fuego que bautizò al pueblo

Segunda parte Los años dorados 1940/1970

VIII-El esplendor de un pueblo IX Proceso institucional de Nare -Almacen de ramos generales de Lazaro Viñuela y Eugenio del Valle. -X La escuela. De sus orígenes hasta 1930 - La cooperadora escolar. - Las décadas del florecer escolar - El traslado y el nombre de la Escuela - Nòmina de maestros

             Mi escuela en mi,  presentes, de raíces,  de territorio, de rizomas y devenires-.

XI- De la primer comisión de Fomento hasta nuestros días. - El escudo del pueblo. - Del 70 a hoy -Nòmina de presidentes comunales XII- Capilla Santa Isabel de Hungría. - Ernesto Berraz, el inspirador Su construcción - La patrona del pueblo. XIII- Instituciones deportivas.

   -Independiente Footbal Club

-Club Liverpool -Club Transporte XIV- Sociedad Cooperativa Tamberos de Nare - Apuntes acerca de las cooperativas - Sus primeros integrantes y estatutos. - El fin de un ciclo Mi casa de Nare

Tercera parte Nare en la encrucijada

XV-Del cierre del ramal ferroviario a nuestros días XVI-Apreciaciones sobre el futuro.

XVII-Nare  y los medios de comunicación

XVIII- 2 historias extravagantes y algunas vivencias Nare solo una mirada







Darío Alejandro Vispe Viñuela nació en San Justo Santa Fe en 1978. Sus primeros pasos en la investigación los diò en el Antiguo Instituto Superior del Profesorado de Paraná, hoy Universidad Autónoma de Entre Ríos. Allì destacó en materia de seminarios de investigación. Escribió varias publicaciones sobre el estado de bienestar y los modelos de acumulación Social para la cátedra de Historia Argentina y realizò trabajos y ensayos para la càtedra de Seminario de la educación. Su ensayo sobre la Escuela Jorge Newbery de Paraná fue premiado por el Ministerio de Educación de la provincia de Entre Ríos como texto fundamental en el devenir histórico las escuelas de Paraná. Durante el bicentenario de la patria, realizò una serie de textos sobre política e historia de nuestro país en en matutino quincenal 4 lìneas de la Ciudad de San Justo. Actualmente realiza exposiciones sobre la Argentina y sus antinomias.

Return to the project page "First steps".